El Norte de Castilla

El despertar del mejor tequila artesano

La Cantina, tienda especializada en los mejores tequilas.
La Cantina, tienda especializada en los mejores tequilas. / El Norte
  • José Valdez, Guillermo Souza y Álex González se han propuesto recuperar la excelencia del mejor tequila Premium de Jalisco

Se cumple este año el décimo aniversario de la declaración como Patrimonio de la Humanidad del Paisaje Agavero, en México. El agave azul forma parte de la historia y de la cultura popular de este país pero muchos europeos desconocen que esta es la única materia prima básica para elaborar el tequila, la popular bebida mexicana.

En la actualidad, el tequila es el principal producto económico del estado mexicano de Jalisco y, junto con el festivo y popular mariachi, son las dos señas de identidad de esta rica y próspera zona.

En estos últimos años, algo se viene moviendo en las laderas del famoso volcán de Tequila. Tras años de abusos y de producciones salvajes para abastecer al insaciable vecino estadounidense, varios maestros tequileros se han propuesto recuperar aromas y sabores perdidos.

José Valdez es el gerente de Tequila Partida, una marca de reciente creación que busca la perfección y la excelencia en el largo proceso de la producción de este destilado. Hay que tener en cuenta que la maduración de una planta de agave necesita entre ocho y diez años; a los que hay que añadir los meses de producción y de envejecimiento, en el caso de los reposados, añejos y extra añejos.

«Hemos buscado los mejores agaves de la ladera del volcán entre las localidades de Tequila y Amatitan –área conocida como la Milla de Oro de Tequila–. Hacemos una mayor separación entre plantas para asegurarnos un correcto aporte de nutrientes y minerales» comenta José Valdez, maestro tequilero de Partida, miembro de la Academia Mexicana de Catadores de Tequila y profesor en la Universidad Panamericana de Guadalajara. «Después, ya en la destilería, utilizamos únicamente levaduras naturales en la fermentación, jamás hemos usado ni colorantes ni saborizantes artificiales: usamos el agua de los manantiales del volcán y añejamos el tequila en las recién traídas barricas usadas de Jack Daniels, uno de los whisky americanos más conocidos», añade Valdez con la seguridad y la tranquilidad propia de un emprendedor sabedor de que está delante de un gran proyecto empresarial. «Hemos apostado por lo mejor, no puede salir mal. Llevará tiempo, pero seremos un referente en el mercado porque el consumidor cada día es más exigente».

La familia pionera

Tequila es un pueblo del estado de Jalisco, a 40 kilómetros de Guadalajara, donde la mayoría de las calles no están aún pavimentadas. Es un 'Pueblo Mágico' de México, denominación utilizada por el Gobierno del Estado para describir aquellas localidades pintorescas o que tienen algún atractivo para el turista.

Tequila posee un clima subtropical semiárido, con inviernos y primaveras secos y templados. En esa zona nació Cenobio Sauza. Fue el fundador de Tequila Sauza y de la destilería La Perseverancia, en 1873. Ese mismo año, Sauza realizó la primera exportación de tequila a Estados Unidos cuando cruzó a través de la frontera en Paso del Norte con tres barricas y seis jarras de su 'vino'. Ese fue el comienzo de la exportación de tequila.

En 1970 Sauza llegó a un acuerdo de compra con la marca española de brandy Pedro Domecq, pero en 2005 pasó a manos de la multinacional norteamericana Beam Inc y la calidad, según fuentes del sector, empezó a resentirse.

Desde el año 2002, Guillermo Sauza, heredero de la saga, se planteó recuperar la producción artesanal en La Fortaleza, la finca familiar –con un nombre simbólico de resistencia– y una de las cuatro plantas tequileras que no entraron en los acuerdos de venta de la marca. «En septiembre iremos a España, ya que el consumidor español empieza a descubrir que un tequila Premium está muy lejos de los chupitos con sal y limón de los jóvenes antes de salir de fiesta», explica Stefano Francavilla, responsable del mercado europeo de Fortaleza.

El tequila es la bebida espirituosa más consumida en México, con el 35% del mercado nacional. En 2015 el sector tuvo una producción de 242,4 millones de litros, por lo que aproximadamente 60 millones fueron de consumo interno. A Estados Unidos se enviaron 131,9 millones de litros, el 79% de todo lo exportado. El segundo lugar es para España con el 2,8% y Alemania con el 2,6%.

Mala Vida

Después de 29 años viajando por el mundo representando a México con su banda de rock, Maná, Alex González, el batería del grupo, ha decidido realizar otro de sus grandes sueños: producir un tequila de calidad que represente a su tierra de Jalisco y, además, con respeto al medio ambiente. Así nació el tequila Mala Vida. Entre sus planes de expansión de la marca está también España. «Somos algo más que hermanos, estamos condenados a entendernos», añade González. «Sin embargo, EE UU es un gran monstruo de devora todo y España, tras la crisis no comienza a despertar. Las facilidades del mercado con EE UU son enormes para favorecer la venta de productos mexicanos de calidad. Espero que podamos también conquistar al consumidor Premium español», concluye González.

Dgusta Tequila

Fernando Luevano es uno de los dos socios de la empresa Dgusta Tequila, que ha puesto en marcha nuevo proyecto: 100 Tequilas Premium, la primera aventura de promoción mundial conjunta de los mejores cien tequilas Premium y artesanales de México. Pequeñas empresas que solas nunca podrían hacer una campaña de promoción pero que juntas se atreven a conquistar nuevos mercados.

Hay que tener en cuenta que en México hay más de 1.378 marcas de tequila, de las que 1.100 se destinan únicamente a la exportación, por lo que 100 Tequilas Premium es una ayuda fundamental para el consumidor que quiere comprar sobre seguro un producto de calidad.