El Norte de Castilla

La Policía pide calma en los grupos de WhatsApp de padres y madres

  • La red social puede convertirse en el peor enemigo de progenitores y docentes

La vuelta al cole suele implicar un respiro para los padres y madres de los más pequeños. Sin embargo, también puede hacerse cuesta arriba por quebraderos de cabeza como hacerse con el material escolar, encontrar todos los libros, adaptarse a los nuevos horarios... y unirse de nuevo al grupo de Whatsapp de padres. Tanto es así que la Policía ha querido enviar un mensaje de calma y pedir respeto con relación a este último 'trastorno'.

La herramienta, que agrupa a los progenitores cuyos hijos comparten clase o grupo en alguna actividad extraescolar, puede llegar a convertirse en una pesadilla tanto para los propios padres como para los docentes. Y es que hay profesores que han llegado a los tribunales denunciando las vejaciones vertidas contra ellos en grupos de Whatsapp de padres.

Los malentendidos y los bulos también son frecuentes en la aplicación de mensajería, causando el pánico entre los padres. El tipo de comunicación que fomenta Whatsapp no permite, en la mayoría de los casos, percibir correctamente el tono de los mensajes y esto puede generar tensiones entre los usuarios.

La gravedad de los bulos, frecuentes en cualquier red social, se multiplica en este tipo de grupos al jugar con la salud y seguridad de menores de edad. La Policía ha llegado a tener que actuar desmintiendo uno de ellos, por el que se aseguraba que había unas drogas llamadas "dulcecitos papá y mamá" circulando por los colegios.

Siempre conviene asegurarse del tono y el contenido antes de darle al botón de 'enviar'. Pero cuando se trata del bien de los más pequeños, este ejercicio de reflexión es fundamental, como indica la Policía.