El Norte de Castilla

La muñeca de los mil vestidos

La muñeca de los mil vestidos
  • El Norte de Castilla celebra el 77 aniversario del nacimiento de Mariquita Pérez con una nueva edición 'mini' y 19 trajes para completar el icónico guardarropa de una de las muñecas españolas más célebres

«La primavera ha llegado con abril. Hay una feria en Sevilla que es un sol. Con este traje de lunares y esta flor, soy la gitana cañón». Con esta tonada se presentaba a ritmo de sevillana la muñeca española más célebre de la época. Se fabricó entre 1939 y 1976 y, después de 22 años sin fabricarse, Mariquita Pérez volvió a los escaparates, pensada ahora para ese público adulto cuya primera, y quizá única, muñeca de su infancia fue una Mariquita Pérez. O para quienes soñaron con tenerla y nunca pudieron. A un precio de 85 pesetas de 1940, con un salario medio mensual en España que no alcanzaba las 150, Mariquita Pérez era, claramente, una muñeca pensada para las niñas de las familias pudientes.

Su creadora, Leonor Coello, perteneciente a la nobleza madrileña, se inspiró en su hija de dos años, Leonor de Góngora, para crear una muñeca con un rico vestuario, fiel a la moda infantil del momento. Y así nació Mariquita Pérez, bautizada con nombre, Mariquita (diminutivo de María), y apellido, Pérez, uno de los más comunes en España, 100% español. El modelo de 1939 estaba realizado enteramente en cartón piedra. Entre 1941 y 1942 los ojos de la muñeca, de cristal fijo pasaron a ser durmientes; y la boca pasó de cerrada a entreabierta, mostrando dos dientes. Su precio también pasó en dos años de 85 a 110 pesetas.

Del cartón piedra se pasó, en 1950, al celuloide y, en 1953, se estilizó el cuerpo y los ojos de cristal se sustituyeron por otros de fibra artificial. En 1959 se empezó a fabricar en plástico duro y a los ojos se les dotó de un mecanismo que les permitía moverse de un lado a otro. La boca mostraba ahora cuatro dientes y se le modelaron dedos y uñas. Ese mismo año apareció un modelo con piel de melocotón y otro de pasta.

En 1966 se lanzaron dos nuevos modelos: con cuerpo de plástico rígido y cara de celuloide y uno hecho enteramente en plástico duro. En 1970 comenzó a producirse el último modelo: de vinilo, con ojos durmientes de fibra artificial y boca entreabierta. La actual Mariquita Pérez se confecciona en tres materiales: cartón piedra, porcelana y vinilo. Lo que no ha variado ni un ápice desde el primer día es su envidiado guardarropa: de sevillana a fallera, pasando por esquiadora, colegiala o tenista, sin olvidar, por supuesto, el clásico vestido rojo y blanco con el que se presentó al público la muñeca hace 77 años, que se convirtieron en los colores de la firma, y que hoy vuelve a estar más de moda de nunca.

El Norte de Castilla celebra el 77 aniversario del nacimiento de Mariquita Perez con una nueva edición de la muñeca, en versión 'mini' de 20 centímetros de altura, y 19 trajes para completar el icónico guardarropa de una de las muñecas españolas más célebres. A partir del domingo 24 de abril y durante 20 semanas, al precio de 7,95 euros (más cupón), el periódico ofrece la posibilidad de hacerse con una muñeca y nuevo vestuario para una de las muñecas con un armario digno de admiración.