Muere a los 89 años el jesuita José María Martín Patino

José María Martín Patino.
José María Martín Patino.
  • Mano derecha del cardenal Tarancón, el sacerdote jugó un importante papel durante la Transición española

El sacerdote jesuita José María Martín Patino ha fallecido este domingo a los 89 años, un día antes de cumplir los 90. Según ha informado la Compañía de Jesús, la misa exequial tendrá lugar este lunes, a las 10.30 horas, en la parroquia San Francisco de Borja, en el número 1 de la calle Maldonado, de Madrid.

Jesuita durante 72 años y 54 como sacerdote, José María Martín Patiño fue conocido como la mano derecha del cardenal Vicente Enrique y Tarancón, jugando un importante papel en la Transición española. Nació el 30 de marzo de 1925 en Lumbrales (Salamanca) y se licenció en Filosofía Eclesiástica por la Universidad Pontificia Comillas, en Filosofía Clásica por la Universidad de Salamanca y en Teología por la Sant Georgen de Frankfurt, doctorándose en esta materia por la Universidad Gregoriana de Roma.

En la Compañía de Jesús desde el 9 de septiembre de 1942, fue ordenado sacerdote el 31 de julio de 1957 en Frankfurt (Alemania). Hizo sus últimos votos en la Compañía el 15 de agosto de 1960, en Salamanca, y ha sido durante muchos años profesor de Teología de la Universidad Pontificia de Comillas.

Trayectoria

Fue también director del Secretariado Nacional de la Liturgia, consultor de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y provicario general de la Archidiócesis de Madrid-Alcalá. En 1985 creó la Fundación Encuentro, de la que era hasta ahora su presidente, con la finalidad de estudiar desde diferentes ángulos los problemas de la sociedad española y promover el diálogo para su resolución. Esta fundación publica un informe anual de la realidad social de España desde 1993.

Ha sido galardonado con numerosos premios y reconocimientos como 'Figura Religiosa del Año' según el Diario Pueblo, Premio Ondas en 1978, el Premio Fernando Abril Martorell, Premio Fundetec, o Premio Blanquerna, entre otos. Está en posesión de la Creu de Sant Jordi.

En 2010 recibió el Premio Castilla y León de los Valores Humanos en reconocimiento a su "dilatada trayectoria a favor del fomento del diálogo y la tolerancia, por su contribución y entrega en el desarrollo de los valores democráticos y su compromiso en el necesario entendimiento entre los sectores sociales". Martín Patino también fue asesor del director general de RTVE, colaboró durante años con La Gaceta Ilustrada, El País y ABC y dirigió la revista jesuita Sal Terrae.