La Piedad regresa al barrio de Las Batallas para cumplir con la tradición

Salida de La Piedad de la iglesia de San Martín. /R. Otazo
Salida de La Piedad de la iglesia de San Martín. / R. Otazo

Los tres pasos fueron acompañados por la banda de Las Angustias de Medina de Campo y las de cornetas y tambores y la de gaitas de la propia cofradía

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEValladolid

La procesión de La Piedad partió puntual en la medianoche de su sede de San Martín con sus tres pasos en la procesión titular para desplazarse, fieles a la tradición, hasta la plaza de Las Batallas, donde se realizó un acto penitencial.

Un escuadrón a caballo con alumnos de la academia de Ávila del Cuerpo Nacional de Policía escoltaron el paso de La Quinta Angustia, obra de Gregorio Fernández en 1625, precedida por el Cristo de la Humildad, de José de Rozas (1691) y Cristo de la Cruz a María, de la escuela De Gregorio Fernández (1642).

Más información

El acompañamiento musical de la procesión fue responsabilidad de la banda de la cofradía de Las Angustias de Medina del Campo, así como de las dos secciones de banda de la propia cofradía de La Piedad, la de cornetas y tambores y la de gaitas, con su sonido peculiar e inconfundible.

Las calles del entorno del hospital Clínico Universitario y las Batallas fueron el escenario de una procesión con poso, tradición nocturna que añadió hace tiempo en su regreso un acto penitencial con ofrenda floral frente a la sede de la cofradía de la Sagrada Cena, en la iglesia de San Pedro Apóstol, en Real de Burgos, para concluir la procesión en su sede con un multitudinario y devoto canto de la Salve Popular, a la espera de una nueva salida de la imagen de La Piedad esta tarde en Penitencia y Caridad, sin que este año se haya podido conseguir la liberación de un reo preso tras la solicitud de clemencia por parte de la cofradía vallisoletana que viste hábito y túnica negra con una gran cruz roja al hombro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos