Multitudinario y veraniego Martes Santo en la procesión del Encuentro

Procesión del Encuentro en Valladolid. / Gabriel Villamil

Las calles del entorno de la Universidad de Valladolid vivieron una tarde apasionada

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEValladolid

La procesión del Encuentro de la noche de este martes provocó la envidia de la Semana Santa de nuestra ciudad por la sensacional meteorología, con temperatura veraniega en su salida, superior a los 20 grados, calor y ganas de procesiones tras el fiasco que provocó la lluvia el día anterior en el Rosario del Dolor, con una procesión perfectamente organizada, con poso, sobriedad y el cuidado de los detalles en las dos cofradías implicadas, Angustias y Despojado. Tan bueno hizo que el encuentro se produjo bastante más tarde de la hora prevista, que era en torno a las 22:00 horas, tras partir de San Andrés a las ocho y media de la tarde y de Angustias cuarto de hora más tarde. El presidente de la Diputación Provincial, Jesús Julio Carnero, fue nombrado en San Andrés Cofrade de Honor del Santísimo Cristo Despojado, participó en la procesión y realizó la llamada de honor en Santa Cruz tras producirse el encuentro.

Participa

La cofradía del Despojado portó a hombros su imagen contemporánea del Cristo Camino del Calvario, de Miguel Ángel González Jurado y José Antonio Saavedra García (2009), mientras que los cofrades de Nuestra Señora de las Angustias bailaron hasta Santa Cruz la imagen más antigua de la Semana Santa de Valladolid, obra de Juan de Juni y posterior a 1.561.

La planta de procesión del tramo de las Angustias era multitudinaria, con muchísimos niños pese a tener colegio el miércoles y una sección de Hermanas de Devoción simplemente espectacular. José VIcente de los Mozos, alto ejecutivo de Renault, realizó la llamada de honor en Angustias, antes de atravesar el paso el umbral del portón. Recuperaron ayer el estandarte castellano del siglo XVIII recién restaurado en la sección de la Virgen, y estuvieron acompañados por la banda Nuestra Señora de la Esperanza en cabeza, la Agrupación Musical Iscariense y la Capilla Musical de dulzainas tras las andas, marcando el ritmo de los anderos. El despojado también salió con muchos niños y la compañía de la Banda de la cofradía de La Pasión y la suya propia. Ayer estrenaron los dos guiones de tramo laterales que la lluvia de la víspera había impedido apenas procesionar. El aspecto que presentaron los espacios en torno a ambos templos en las salidas era de los de época, sin ser posible moverse y con una expectación inusitada. Numerosas autoridades, institucionales, religiosas, sociales y políticas acompañaron en la presidencia ambos pasos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos