La lluvia obliga a suspender y modificar el recorrido de varias procesiones de Valladolid

Interior de la iglesia de la Vera Cruz en la suspensión de su procesión./A.Mingueza
Interior de la iglesia de la Vera Cruz en la suspensión de su procesión. / A.Mingueza

Hasta cuatro desfiles tuvieron que ser suspendidos la pasada noche de Jueves Santo y madrugada del Viernes

El Norte
EL NORTEValladolid

Varias procesiones de la Semana Santa de Valladolid, declarada de Interés Turístico Internacional, tuvieron que suspenderse y otras modificar su recorrido por las previsiones de lluvia en la tarde noche del Jueves y madrugada del Viernes Santo.

Hasta cuatro procesiones tuvieron que ser suspendidas la pasada noche de Jueves Santo y madrugada del Viernes por las previsiones de lluvia que no garantizaban que los desfiles pudieran celebrarse. Solamente la Peregrinación del Silencio de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, pudo realizar su recorrido completo, pese a que la imagen del Cristo de la Agonía tuvo que ser tapada con plásticos, en el regreso, para proteger la talla.

Las procesiones que se suspendieron fueron la de Regla de la Santa Vera Cruz, pese a que en un primer momento se dedició esperar 30 minutos por si mejoraban las previsiones; la del Verum Corpus de la Cofradía del Santo Entierro que se anunció su suspensión a las 23:55 y realizó el acto previsto en el interior de la iglesiá del Monasterio de San Joaquín y Santa Ana.

Tampoco pudo cumplir con la tradición la procesión titular de la Cofradía El Descendimiento 'Cristo al Humilladero', puesto que fue suspendida cuando ya estaban en la puerta preparada para salir. La procesión de Regla de Nuestra Señora de las Angustias hizo el acto penitencial en la iglesia, y la Virgen salió al atrio donde se cantó la Salve Popular.

El resto de procesiones sufrieron cambios o modificaciones y algunas optaron por acortar su recorrido, y otras por darse la vuelta y retornar a su sede. Ese fue el caso de la procesión de Penitencia y Caridad. Se anunció desde un primer momento que se acortaba su recorrido, dirigiéndose desde Cardenal Torquemada, por Gondomar hacia el Hospital Clínico y una vez finalizado el acto, las cofradías de la Piedad y la Sangre retornaron a sus sedes

La procesión de la Sagrada Cena, que en un principio tenía previsto acortar el recorrido, a su paso por la plaza Mayor, la Cofradía opto por seguir su recorrido habitual, aunque no se realizó el acto previsto con las monjas de Santa Clara y regresaron directamente a la iglesia de San Pedro.

La de la Amargura de Cristo pudo cumplir con su estación de penitencia en la catedral. Sin embargo, a la salida de las tallas del templo, apareció la lluvia lo que hizo que se tuvieran que modificar algunos de los recorridos de regreso para acelerar la llegada a sus respectivas sedes.

En cuanto a la procesión de Oración y Sacrificio, la cofradía de la Sagrada Pasión optó por darse la vuelta y regresar a su sede cuando se encontraban camino de la catedral por la calle Leopoldo Cano, lo que hizo que directamente fuesen por Angustias y Macías Picavea de nuevo hacía su sede en la plaza de la Trinidad. En la del Cristo Despojado, la lluvia apareció, cuando la cofradía y la talla de Cristo Despojado se encontraba en la calle, y acababa de salir la Virgen de la Amargura, lo que hizo que tuviera que retornar a la iglesia de San Andrés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos