El cardenal Blázquez anima a «vivir caritativamente» tras la Resurrección de Jesús

Un momento del inicio de la procesión a la salida de la catedral de Valladolid. /EL NORTE
Un momento del inicio de la procesión a la salida de la catedral de Valladolid. / EL NORTE

La procesión del Encuentro en la Plaza Mayor da por finalizada la Semana Santa vallisoletana

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, animó durante su homilía de este domingo de Resurrección a "vivir serena y caritativamente" a los cientos de fieles y cofrades que llenaron la catedral de vallisoletana en la Misa Pascual, que precedió al recorrido de la procesión del Encuentro de Jesús con la Virgen de la Alegría.

Con estos dos actos, que finalizaron cerca de las dos de la tarde, se pone punto y final a la Pasión vallisoletana, que este año se ha visto marcada por la suspensión de la Procesión General del Viernes Santo, suspendida por la lluvia caída.

Durante la ceremonia en la catedral, con las tallas de las cofradías del Santo Sepulcro y del Cristo de la Luz, colocadas cerca del altar, el cardenal presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, recordó que "el Resucitado nos ha convocado a todos a las puertas de la vida" después de que dejase el sepúlcro vacío "ante la sorpresa de todos".

Blázquez insistió en su sermón que los cristianos "no tenemos derecho a decir que ya no tengo remedio", y pidió a los fieles "vivir caritativamente cada uno nuestra historia".

Recordó el cardenal las palabras del Predicador del Sermón de las Siete Palabras del Viernes Santo, el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, cuando se preguntó "por qué nos cuesta mucho perdonar" a los católicos, insistiendo en la generosidad hacia los pecadores.

Tras la homilía, en la que cuatro sacerdotes dieron la comunión, se procedió a dar salida a la procesión de Resurrección, en la que la miembros de una veintena de cofradías vallisoletanas acompañaron con claveles y ramos por las calles Cascajares, Regalado, Bajada de la Libertad y Fuente Dorada las imágenes de Cristo Resucitado, la Virgen de la Alegría, y del sepulcro vacío

Una marcha con tambores, cornetas y trompetas que fue seguida por decenas de personas. El buen tiempo de este domingo permitió que los actos finales tras el encuentro en la Plaza Mayor se dieran por concluidos con la suelta de palomas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos