El Norte de Castilla

fotogalería

Ricardo Blázquez durante la celebración de la Misa Crismal en la Catedral. / H. Sastre

Blázquez cumple los 75 años que marcan la presentación de su renuncia al Papa

  • El arzobispo de Valladolid ha invitado a evangelizar ante las muchas formas de indigencia actuales durante la Misa Crismal que ha celebrado en la Catedral

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal, ha cumplido hoy, Jueves Santo, los 75 años, edad en la que debe presentar al papa la renuncia a sus cargos pastorales, aunque será el pontífice el que decida sobre su continuidad o no.

Blázquez ha celebrado su onomástica presidiendo en la catedral de Valladolid, dentro de los actos de la Semana Santa, la Misa Crismal, principal manifestación de la iglesia local en la que el obispo celebra la Eucaristía rodeado por sus presbíteros, a los que ha pedido diálogo y discernimiento a la hora de ejercer su tarea.

En esta celebración, que da paso a los días del Triudo Pascual, las jornadas centrales de la liturgia de la Semana Santa, Blázquez ha invitado a evangelizar ante las muchas formas de indigencia actuales, como son "los pobres y empobrecidos, los descartados y excluidos, los discriminados y perseguidos" o "los tirados en las cunetas de la vida".

También aquellos que están "desplazados por la guerra y refugiados y los pródigos que al final de su aventura se encuentran solos, lejos, hundidos, sin libertad y sin futuro."

En esta misa, que también sirve para renovar las promesas sacerdotales, Blázquez se ha dirigido expresamente a los sacerdotes y a los seminaristas, a los que ha saludado con "afecto y esperanza", y ha invitado a trabajar por las vocaciones.

Se ha detenido especialmente el arzobispo de Valladolid en reclamar a los sacerdotes que apliquen el discernimiento pastoral, ya que "no basta con enseñar y repetir la enseñanza de la iglesia", sino que se les pide también "escuchar detenidamente a las personas, hacer un esfuerzo para comprender sus senderos y pedir la gracia para aconsejar con palabras de luz y de amor".

"El diálogo es la actitud básica y el método pastoral apto para el discernimiento", ha concluido el arzobispo.

Al cumplir los 75 años, Blázquez, como ya anunció hace un año, debe presentar la carta de renuncia al papa, y es el pontífice quien decide si debe continuar o no más tiempo, y no es "igual que se esté fatigado o desanimado que no se esté", precisó el arzobispo cuando explicó que debía cursar la renuncia.

Se trata de una práctica que se acordó en el Concilio Vaticano II y que se recomienda también por motivos de salud aunque no se tenga esa edad.

Blázquez, que el pasado 14 de marzo fue reelegido para un segundo mandato de tres años al frente de la Conferencia Episcopal Española, nació en Villanueva del Campillo, en Ávila; fue ordenado sacerdote el 18 de febrero de 1967 y se doctoró en teología por la pontificia universidad georgiana de Roma.

Profesor y decano de la Facultad de Teología de la Universidad de Salamanca, Blázquez fue nombrado por Juan Pablo II obispo auxiliar de Santiago de Compostela en 1988, obispo de Palencia en 1992 y de Bilbao en 1995.

El 17 de abril de 2010 tomo posesión como arzobispo de Valladolid, cargo para el que fue nombrado por Benedicto XVI, y designado cardenal por el papa Francisco en febrero de 2015.EFE

mr