Graficos

Ver más gráficos >>

Semana Santa de Valladolid

Semana Santa de Valladolid

Las calles de Valladolid se tiñen de penumbra para recibir a cofradías y cofrades que, acompañados de las tallas, protagonizan una Semana Santa con más de 500 años, que ya fue declarada de Interés Turístico Internacional.

Hay que remontarse al 16 de marzo de 1498 cuando el Regimiento de Valladolid donó a la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz todo lo necesario para que construyeran el humilladero de la Puerta del Campo. Aquel fue el primer paso de una Semana Santa que vivió su esplendor durante los siglos XVI y XVII y que, por la devoción de los fieles, saca a la calle algunas de las tallas más bellas del mundo gracias a la labor de Gregorio Fernández, Juan de Juni o Francisco del Rincón.

Algunas de sus diecinueve cofradías datan del siglo XVI y convierten las calles de Valladolid en un verdadero museo de la escultura barroca. Las figuras que componen los pasos parecen tomar vida ante la respetuosa mirada de los vallisoletanos y los foráneos que acuden cada año atraídos por la inusual belleza de esta Semana Santa, que ha sabido transmitir su tradición de padres a hijos desde que en 1923 el arzobispo Gandásegui, con la colaboración de Juan Agapito y Revilla y Francisco Cossío, recuperaron los desfiles procesionales.

Gracias a ello, ahora se pueden contemplar el 'Ecce-Homo' o el 'Cristo de la Luz', una de las obras maestras de Gregorio Fernández, además de otros pasos igualmente bellos como 'La elevación de la Cruz', de Francisco del Rincón. Esta Semana Santa sirve para comprender el carácter castellano y llegar al alma de sus artistas y sus ciudadanos.

últimas fotogalerías

Ver más galerías >>

últimos Vídeos

Ver más vídeos >>