De blanco y púrpura con La Flagelación del Señor

El paso La Flagelación del Señor, de Nueva Segovia. /Antonio Tanarro
El paso La Flagelación del Señor, de Nueva Segovia. / Antonio Tanarro

La cofradía de La Resurrección sale en procesión por las calles de Segovia desde el año 1988, en que fue fundada

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

Son los más madrugadores y los primeros en llegar a la Catedral. Los cofrades de La Resurrección, vestidos de blanco y púrpura, desfilaron con el paso de La Flagelación del Señor seguidos de un numeroso cortejo de fieles del propio barrio. Salieron de la parroquia, enfilaron las avenidas de Vicente Aleixandre y Gerardo Diego, y a través de la avenida de la Constitución y de las calles de Blanca de Silos, San Francisco y Calle Real, alcanzaron la Plaza Mayor. El paso, La Flagelación del Señor, representa la flagelación de Jesucristo en las horas previas a su crucifixión. La talla es de principios del siglo XX, obra de José Quixal. El blanco y el púrpura son los colores de la cofradía. También fue adquirida esta talla en 1907 por orden del entonces obispo de Segovia, Julián Miranda i Bistuer. En un principio, acompañaba este paso el gremio de albañiles, carpinteros, pintores y canteros. Desde 1988 sale en procesión con la cofradía de la parroquia de La Resurrección y es orgullo de todos sus miembros.

Esta es, pues, una las cofradías más jóvenes de la Semana Santa segoviana. Y una de las más activas. Tienen banda de cornetas y tambores propia y su última aportación es la Marcha Cofrade, iniciativa que ha arraigado mucho entre la població segoviana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos