El Norte de Castilla

Saetas y aplausos rompen el silencio

fotogalería

La Soledad, en andas y bajo palio. / Mónica Rico

  • Cientos de personas toman las calles de Cuéllar para admirar el desfile principal de la Semana Santa de la villa segoviana

El silencio, roto por las saetas y los aplausos de los vecinos, fue la nota dominante en la procesión del Viernes Santo en Cuéllar, dónde cientos de personas disfrutaron de la rica imaginería local portada en andas o empujada en sus carrozas por los decenas de cofrades que participaron en el desfile procesional, que partió a las 20.30 horas desde la plaza de San Francisco y recorrió algunas de las principales calles de la localidad hasta pasada la medianoche, cuándo la imagen de Nuestra Señora de La Soledad llegaba a la Plaza Mayor.

Aunque el acto central comenzaba a las 20.30 horas, las cofradías comenzaban sus preparativos mucho antes. Los primeros fueron loso miembros de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que abrían el Viernes Santo a las 19 horas, con la salida de la imagen desde la iglesia del convento de Santa Clara. Una maniobra complicada, debido a las dimensiones de las andas y la imagen, por lo que los portadores del trono realizan varios metros prácticamente con las andas rozando el suelo, ante la atenta mirada de cientos de personas, que cada año se congregan en el lugar para disfrutar del bonito espectáculo.

Emoción

Ya en el exterior del templo se colocó la Cruz a la talla, los portadores cubrieron sus cabezas y la banda de cornetas y tambores de la cofradía hizo emocionarse a los presentes con una saeta, la primera de las que se escucharían a lo largo de la tarde y de la noche. Tan sólo unos metros después, una cofrade interpretó la segunda de ellas, consiguiendo que la emoción fuese aún más patente.

En torno a las 20 horas, todos los pasos fueron saliendo de sus iglesias, para dirigirse hacia el punto central de la procesión. También cientos de fieles llenaban las calles del centro de la localidad y esperaban la salida de las imágenes a las puertas de los templos.

Un cofrade coloca la cruz al Nazareno.Mónica Rico

Un cofrade coloca la cruz al Nazareno.Mónica Rico

Un año más uno de los que congregó a mayor número de vecinos fue San Francisco, templo que abría sus puertas en torno a las 20.40 horas para dar paso a la imagen de Nuestra Señora de La Soledad, que fue recibida con la música de la banda de cornetas y tambores de su cofradía entonando La Salve. Mientras tanto, la plaza de San Francisco ya estaba llena de vecinos y visitantes que esperaban el inicio de la procesión, que abrió La Cruz Desnuda, a la que siguió el Cristo Atado a la Columna. La emoción volvió con la llegada de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno y su saludo e inclinación ante La Verónica y continuó ante los sones de otra saeta al Cristo.

El Calvario y su banda de tambores y dulzainas; y La Dolorosa, con su banda de tambores, daban paso al encuentro y saludo del Cristo Yacente y Nuestra Señora de La Soledad, en el que los portadores de las andas de ambas imágenes realizan una flexión, acto que fue recibido con aplausos por el público asistente.

Más de tres horas y media de recorrido

El desfile procesional continuó con el descenso por la calle Parras de la imagen que representa el Santo Entierro, seguido de la Banda Municipal de Música de la localidad, la imagen de Nuestra Señora de La Soledad, también portada en andas, las autoridades y la banda de cornetas y tambores de la cofradía, que cerraba el desfile, al que se sumaron numerosos vecinos. También a lo largo de la procesión, además de los capuchones y muchos niños cofrades, se pudo ver gran número de ‘manolas’ que acompañaban a los pasos. Todos ellos realizaron un recorrido de poco más de tres horas y media, que concluía en torno a la medianoche en la plaza Mayor, con la llegada de La Soledad y unas palabras del sacerdote de la localidad, Emilio Calvo, que recordaba lo vivido en este Viernes Santo.

Los actos de la Semana Santa en la localidad concluyen hoy con la procesión del Encuentro. La salida de Jesús Resucitado desde la iglesia de El Salvador será a las 11 horas, mientras que a las 12 está prevista la salida de Nuestra Señora de La Soledad desde la iglesia de San Francisco. El Encuentro de ambas imágenes será en la Plaza Mayor a las 12.40 horas. Seguidamente tendrá lugar la celebración de la misa solemne en la iglesia de San Miguel.