El Norte de Castilla

Bernuy entona romances de hace cuatro siglos

Los miembros del coro parroquial, que en 2011 grabaron un disco con los romances de Lope de Vega.
Los miembros del coro parroquial, que en 2011 grabaron un disco con los romances de Lope de Vega. / El Norte
  • La localidad mantiene la tradición de cantar poemas de Lope de Vega durante la procesión de este Viernes Santo

Las tradiciones de un pueblo son su bien más preciado pues estas conforman su seña e identidad. Sin embargo, si esta cultura popular no se transmite de padres a hijos termina despareciendo. De una forma u otra es lo que ha sucedido en la localidad de Bernuy de Porreros. De la Semana Santa que se vivía hace años en el municipio poco queda ahora.

Hace más de 20 años se perdió el tradicional recorrido que realizaban a las que denominaban las ‘chicas del Santo Cristo’. Varias jóvenes del municipio recorrían las calles de Bernuy después de la misa dominical, celebrada en la Cuaresma. Entonaban cantos relacionados con los misterios tales como ‘La baraja’, ‘El arado’ o ‘Las siete palabras’, todos ellos cantos populares y que eran conocidos por los vecinos. A la vez estas jóvenes recibían donativos de los habitantes de Bernuy y empleaban lo recaudado para comprar velas. Sin embargo, esta tradición,que iba pasando de unas mujeres a otras generación tras generación, se perdió y de aquellos cantos por las calles solo queda la edición de un cuaderno editado en 1995. En él se recopila, además de estos cánticos, 14 romances que se le atribuyen a Lope de Vega. Los versos del célebre poeta se cantaban en diferentes momentos de la Semana Santa. Las velas que las jóvenes habían comprado con las propinas se ofrecían el Jueves Santo y después de los oficios cantaban ‘El lavatorio’ y ‘Las escaleras de gloria’.

Al día siguiente, el Viernes Santo, durante la liturgia cantaban ‘Venid ¡Oh cristianos’ en la adoración de la cruz. Después, ya en la noche, en la procesión se cantaban los 14 romances de Lope de Vega que desarrollan aspectos de la pasión del Señor. Tras el sermón de la Soledad se cantaba el ‘Salve dolorosa’, que es una traducción de Lope de Vega de la secuencia latina ‘Stabat Mater dolorosa’.

En la iglesia

El día de Resurrección, al despuntar el alba, las ‘chicas del Santo Cristo’ acudían a la iglesia de la localidad para cantar ‘Abre las puertas portero’. El templo se encontraba cerrado y mientras se interpretaba la pieza se abría la puerta y se describía cantando lo que se iba viendo en la iglesia. Los vecinos del pueblo comentan que esta letra «está hecha muy para Bernuy porque habla de los patrones que hay en esta iglesia».

Sin embargo, hay algo de esta tradición que aún no ha caído en el olvido de los vecinos de Bernuy de Porreros. Los romances del siglo XVII se siguen cantando en la procesión de Viernes Santo. Los feligreses comienzan con el romance número 14, en el que se habla de la sepultura de Cristo, y a continuación prosiguen con el primero hasta entonar todos por las diferentes calles de Bernuy, como hacían antaño sus vecinos.

Mil ejemplares

Para garantizar la pervivencia de estos cánticos, en el año 2011 los miembros de coro de la localidad, junto con su párroco, grabaron un disco con estos poemas con el objetivo de conservar una de las tradiciones más arraigadas en Bernuy. En una primera edición de 500 ejemplares se vendieron todos, por ello tiempo después volvieron a editar otro medio millar, pero en esta ocasión sin libreto y en un envoltorio de cartón de los que aún quedan.