La procesión del Domingo de Ramos llena el centro de la ciudad

La talla de La Borriquilla a su paso por la calle Compañía./LAYA
La talla de La Borriquilla a su paso por la calle Compañía. / LAYA

Miles de personas acompañan a la talla de La Borriquilla desde la Catedral

El conjunto escultórico 'Jesús Amigo de los Niños', conocido popularmente como 'La Borriquilla', volvió a recordar esta mañana en las calles de Salamanca el pasaje bíblico de la entrada de Jesús de Nazaret en Jerusalén.

La Hermandad de Jesús Amigo de los Niños fue un año más la que, en el pórtico de la Semana Santa, mostró a los feligreses y turistas lo que recogen los Evangelios, la llegada entre multitudes, previa a lo que luego serían los tiempos de condena y crucifixión. La fundación de esta hermandad y el inicio de sus desfiles, siempre protagonizados por el número elevado de niños, data de 1945 y desde entonces se ha mantenido como uno de los referentes de la religiosidad salmantina.

El hábito de sus miembros es blanco, con turbantes rojos y azules, y con capa en el caso de los adultos, que acompañan al paso de 'Jesús Amigo de los Niños', de 2009 y obra de Carlos Guerra-Del Moral Santos.

Tras la bendición de ramos, los participantes salieron de la Catedral Nueva y recorrieron el centro de la ciudad, donde los participantes mostraron ese anagrama compuesto por una palma y un ramo de olivo, junto a una cruz roja y una biblia abierta. El momento más esperado, como todos los años, fue la entrada en la Plaza Mayor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos