La lluvia y el frío empañan los desfiles penitenciales de la Semana Santa

Viandantes refugiándose de la lluvia durante el Jueves Santo./LAYA
Viandantes refugiándose de la lluvia durante el Jueves Santo. / LAYA

Los hermanos mayores destacan la novedad del silencio en algunas salidas del templo o la escasez de cofrades

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

La Semana Santa de Salamanca de 2018 pasará a la historia por las primeras veces. La de la Hermandad Franciscana en la calle el Sábado de Pasión, desde la iglesia de San Martín; o la estación de penitencia de María Santísima de la Caridad y del Consuelo el Domingo de Ramos. A esas novedades se sumó la salida conjunta de los cuatro pasos de la Hermandad Dominicana desde la iglesia de San Esteban.

Pero este semana de Pasión también tuvo su lado más amargo: la lluvia, que supuso la cancelación de un total de seis procesiones.La primera, el vía matris de la Cofradía de la Vera Cruz el Viernes de Dolores, y a ella la siguieron la marcha penitencial del Cristo del Amor y de la Paz del Jueves Santo, y las cuatro de la tarde del viernes:Vera Cruz, Huerto de los Olivos, Jesús Rescatado y Jesús Nazareno.

La amenaza de chubascos también fue la causa de que se recortaran un total de tres procesiones. Por un lado, la Seráfica Hermandad de Nazarenos del Cristo de la Agonía y la del Vía Crucis (sin realizar todas sus estaciones), en la tarde del Jueves Santo así como la del Santísimo Cristo de la Liberación, el Sábado Santo.

Otra inclemencia meteorológica que ha marcado esta Semana Santa es el frío, que sumado a un intenso viento, ha provocado unas sensaciones térmicas históricas, y que no recuerdan los más veteranos. La penitencia en la calle se ha recrudecido por todo ello.

En cuanto al balance de los 17 hermanos mayores que componen la Pasión salmantina, muchos coinciden en el sabor agridulce, por las que pudieron salir en procesión frente a las que no. Otro echan de menos un mayor número de hermanos de fila o de paso, y los que elogian un mayor silencio en las aceras durante las salidas de los templos.

Para el hermano mayor de la Hermandad Franciscana, José Manuel Ferreira Cunquero, su primera salida fue como era previsto, «y en ese momento rezaban por la paz en un montón de conventos». De la primera procesión del Domingo de Ramos, el máximo responsable de Jesús Amigo de los Niños cree que salieron bastantes pequeños, «y el tiempo acompañó».

Por su parte, Álvaro Gómez, hermano mayor de la Hermandad de Jesús Despojado, se mostraba contento ante la primera salida de María Santísima de la Caridad y del Consuelo, «la Virgen en la calle ha sido un éxito por que dice la gente». En el Perdón, José Forteza lamenta la falta de indulto del preso y aplaude las nuevas altas que ha tenido su hermandad.

El presidente de la Vera Cruz hace un balance negativo en relación a la lluvia, que suspendió dos de sus procesiones, el vía matris y el Viernes Santo. «Hay que pedir mayor implicación de salmantinos y cofrades, que sientan la Semana Santa como suya propia para que alcancemos la mayor brillantez en lo que hacemos», relató Antonio Santos. Del Martes Santo, el hermano mayor de la Hermandad Universitaria, Rubén Julián Zazo, también se mostraba satisfecho, «con buena presencia de hermanos, y este año brilló mejor que nunca con la lectura del capellán de la USAL». Otro gesto que agradece es el silencio, «y ojalá que la ausencia de aplausos no sea notica en próximos años, no porque no insistamos sino porque el público ha llegado a comprender que Cristo ha muerto, su madre llora al pie de la Cruz y nuestra hermandad tiene un marcado carácter de austeridad y penitencia.

En rasgos generales de la Semana Santa salmantina, Julián Zazo pide una labor pedagógica para enseñar la Pasión, «el carácter de cada hermandad y la actitud que hay que tener ante ellas, y esa estrategia debe de incluir el incremento del mayor patrimonio: el humano». Tanto el hermano mayor de Jesús Flagelado como el de la Hermandad del Cristo del Amor y de la Paz, José Luis Rivera y Alejandro Martín Encinas, demandan un mayor cuidado de la estética en la ciudad, como tapar las señales de tráfico o apagar la luz al paso de las imágenes.

El hermano mayor de la Dominicana, José Fernando Iglesias, anuncia que el gesto de salir todos juntos de la iglesia de San Esteban no se quedará en la madrugada del Viernes Santo:«Vamos a organizar un acto conjunto al mes tanto en la capilla de La Piedad en la Catedral como en San Esteban».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos