El mal tiempo recorta la procesión del Jueves Santo en Carrión

La Oración del Huerto. /César Ceinos
La Oración del Huerto. / César Ceinos

El desfile de La Oración del Huerto, en el que participaron antiguos legionarios de Valladolid, solo llega hasta la plaza de la Constitución

CÉSAR CEINOSCarrión

La previsión meteorológica acortó la procesión del Jueves Santo en Carrión de los Condes. Los cofrades de la Vera Cruz dieron luz verde a que comenzara el pasacalles, aunque por culpa de la amenaza de lluvia decidieron que solo llegara hasta la plaza de la Constitución.

Como estaba planteado, desfilaron la Santa Vera Cruz, la Oración del Huerto, el Cristo de los Azotes, el Jesús Nazareno, el Bendito Cristo Crucificado, que fue portado por la Asociación de Antiguos Legionarios de Valladolid, y la Dolorosa en la Cruz. Además, participó la agrupación cultural Santa María del Camino, que fue la encargada, junto a los vallisoletanos –que también llevaban instrumentos-, de poner la nota musical.

Partieron de la ermita de la institución organizadora, pero como solo recorrieron el primer tramo del itinerario, no llegaron a la iglesia de Santa María, de ahí que se suspendiera el encuentro entre la Dolorosa y el Cristo del Amparo y la ofrenda que se iba a llevar a cabo en esta parte del rito se retrasase al final de la procesión, a la que acudieron las autoridades locales y la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén.

El agua no llegó casi a mojar las imágenes. De hecho, solo cayeron unas pocas gotas mientras estaban en la vía pública, pero la Vera Cruz prefirió ser prudente y guardar las obras de arte bajo techo antes de que el líquido elemento las dañara. Y acertaron, al igual que las previsiones. Después llovió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos