Medina de Rioseco da inicio a su Semana Santa

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, junto a Julio de las Heras, presidente de las Cofradías riosecanas/Fernando Fradejas
El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, junto a Julio de las Heras, presidente de las Cofradías riosecanas / Fernando Fradejas

También se ha presentado el cartel anunciador, en el que es protagonista una instantánea en color del paso de La Crucifixión

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁN

Medina de Rioseco ha iniciado en el Casino de la localidad la Semana Santa de 2018, en un acto en el que se ha presentado a la pregonera del presente año, la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y se han dado a conocer las actividades más importantes de la Pasión de la Ciudad de los Almirantes.

También se ha presentado el cartel anunciador, en el que es protagonista una instantánea en color del paso de La Crucifixión, conocido popularmente como el Longinos,  en su procesión del Viernes Santo, junto a los soportales cercanos a la iglesia de Santa Cruz. La instantánea, en encuadre oblicuo, pertenece al joven fotógrafo madrileño afincado en Santovenia de Pisuerga Ángel Peña, quien glosó el cartel.

Uno de los momentos más importantes de la presentación ha sido el homenaje a los mayordomos de 2017, poco antes de que tomara la palabra  el pregonero de ese año, el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero.

Realmente el comienzo de la Semana Santa riosecana arranca con el pregón. La tarde del Sábado de Pasión, en la calles riosecanas se oyen los inconfundibles golpes de los tapetanes y el toque del Pardal, que, con túnicas negras de paño castellano, acompañan a la voz pública, cofrade que, también vestido de túnica, va anunciado por calles y plazas la celebración del pregón. Más tarde, la directiva de la Junta de Semana Santa, acompañada de los mayordomos de cada una de las cofradías portando las varas, reciben en el Casino al pregonero, antes de acompañarle por la calle Mayor, al son de las cornetas y tambores, hasta la iglesia de Santa María, en la que la comitiva es recibida por los acordes de `La Lágrima´, la marcha fúnebre del General Leopoldo O´Donell, interpretada desde hace más de un siglo en la salida y entrada de los Pasos Grandes, y que se ha convertido en el himno de la Semana Santa de Medina de Rioseco.

 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos