Semana Santa de Burgos

Semana Santa de Burgos

La Semana Santa burgalesa, declarada de Interés Turístico Regional, tiene en el Domingo de Ramos una de sus procesiones más concurridas, junto al tradicional Vía Crucis por el Castillo, en Lunes Santo, la procesión del Encuentro, la del Santo Entierro y la de la Soledad, en Sábado Santo, para la que las cofradías participantes gestionan la liberación de un preso. Los principales pueblos de la provincia cuentan con tradiciones importantes y con mucho eco entre devotos y turistas. En Lerma, su 'pasión viviente' convoca a cerca de 4.000 personas. El Jueves Santo, esta representación se lleva a cabo a lo largo de distintas calles de la villa ducal y culmina en la plaza de toros, con una estremecedora crucifixión.

En Viernes Santo, Covarrubias toma el testigo con un vía crucis viviente, pero con la particularidad de que se ponen en escena 14 estaciones diferentes que el público va visitando, mientras los actores, unos 120, permanecen estáticos. Pueblos como Villalmanzo, La Molina de Ubierna, Roa, Ahedo de Butrón, Araúzo de Miel, Espinosa de Cervera y Villabilla de Burgos celebran con pasiones vivientes o celebraciones singulares la Semana Santa, que en la provincia adaptó algunas tradiciones ancestrales, como las fiestas de primavera.