«Por el pececito, por su familia y por todos los niños del mundo»

Procesión de La Estrella de Ávila./
Procesión de La Estrella de Ávila.

A Gabriel Cruz y su familia dedicaban ayer la primera 'levantá' los costaleros de la procesión de La Estrella de Ávila, que recorrió las calles de la ciudad durante cerca de cinco horas

PAULA VELASCO

«Esta levantá va por su pececito y por su familia. Señores, y por todos los niños del mundo. No os tengo nada más que decir. Al cielo, lo que es del cielo. Como nuestro pececito. ¡Por él!».

Con estas palabras comenzaba la primera de muchas 'levantás' y la procesión con costaleros de Ávila, la de 'La Estrella'. Tras cerca de una hora preparando la salida, a las cuatro y cuarto de la tarde, el paso de Jesús Redentor ante Caifás salía de la iglesia de 'Las Gordillas' de la capital, llevado sobre los hombros de estos costaleros que, de rodillas, traspasaban las puertas de esta iglesia.

Su capataz, al salir al exterior del templo, dedicó unas palabras a Gabriel Cruz y a sus padres, Patricia y Ángel, en un día, el de ayer, en que se cumplía un mes de la desaparición del niño, en Almería.  

«He mirado al Señor a los ojos, he hablado con él, y he visto a su lado un ángel, con su sonrisa, con sus alitas. Parecía que surcaba nadando el cielo. Era un pececito, un pez, que hace poquito que se ha ido. Y el Señor lo lleva a su lado hoy», alentaba el capataz a los cargadores del paso, antes de dedicar la primera 'levantá' de la imagen de Cristo a Gabriel y su familia.

Este acto se suma a los múltiples homenajes que los padres del niño están recibiendo desde toda España en las diferentes procesiones y actividades de la Semana Santa, a través de la red social de Twitter, donde han creado una cuenta (@TodosSomosGabi) en la que poder expresar, y dejar que la población exprese, sus sentimientos y sus ánimos a la familia.

El tiempo acompañó a los hermanos de 'La Estrella', que recorrieron la ciudad con el paso  de Jesús Redentor ante Caifás y de Nuestra Señora de La Estrella, en una procesión que duró alrededor de cinco horas, y que estuvo arropada por la presencia y los aplausos de abulenses y visitantes.

 

RAÚL HERNÁNDEZ

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos