La Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar destina el grueso de las inversiones a mejorar el polígono

Junta directiva de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar. /M. Rico
Junta directiva de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar. / M. Rico

Con la liquidación del presupuesto,se intentará arreglar la antigua Casa del Secretario, sede de la comunidad

MÓNICA RICOCuéllar

La Comunidad de Villa y Tierra Antigua de Cuéllar aprobó, en la última reunión de su junta directiva, el presupuesto de la entidad para 2018, que cuenta con unos ingresos de 412.284 euros y 339.052 gastos. En torno al 90% de los ingresos llega de la mano de los aprovechamientos forestales y el alquiler de las naves del polígono de su titularidad. El grueso de las inversiones, que ascienden a 19.200 euros, se destinará a la reparación de cubiertas de dichas naves, mientras que el resto a la adquisición de diversa maquinaria.

En el capítulo de ingresos, la principal novedad es una pequeña reducción en la partida de aprovechamientos forestales, lo que, según explicó el presidente de la mancomunidad, Jesús García, se debe a la gestión compartida del monte 180, que este año realizará la comunidad de Sepúlveda, por lo que será ésta la que se quede sus ingresos. A pesar de ello, la cifra por las subastas de los aprovechamientos forestales se sitúa como el principal ingreso de la comunidad, ascendiendo a 268.000 euros. Otro capítulo importante de ingresos llega de la mano del polígono industrial Villa y Tierra, propiedad de la Comunidad y que se sitúa en la autovía de Pinares, entre las localidades de Cuéllar y Sanchonuño. El arrendamiento de los locales de negocio generará a la entidad algo más de 114.000 euros. Por ello 17.200 euros de las inversiones de la mancomunidad se destinarán al arreglo de las cubiertas de algunas de las naves del lugar, que se encuentran algo deterioradas. Entre los aprovechamientos forestales y el alquiler de las naves se ingresa aproximadamente el 90% del total.

Tal y como les viene ocurriendo a la mayoría de Ayuntamientos y entidades del país, las inversiones se ven condicionadas por la regla del gasto. Es por ello que Villa y Tierra únicamente puede incluir en su presupuesto 19.200 euros. La entidad espera poder realizar más inversiones una vez que se liquide el presupuesto del año corriente, cuando se espera contar con un superávit que supere los 250.000 euros.

Entonces, según informó García, se prevé poder ejecutar un proyecto para el arreglo integral de la denominada Casa del Secretario, lugar donde tiene su sede la Comunidad de Villa y Tierra y donde se sitúa su gerencia. El proyecto, «ambicioso», según destacó el presidente, podría tener una inversión cercana a los 130.000 euros, aunque deberá ser la junta general la que decida sobre este aspecto más adelante.

Otro de los proyectos que podrían desarrollarse gracias al superávit es la puesta en marcha de la depuradora del polígono de Villa y Tierra, que se esperaba haberse ejecutado (al menos en parte), a lo largo del ejercicio que ahora se cierra. García apuntó que se están estudiando las características concretas que debe tener la infraestructura teniendo en cuenta los diferentes tipos de vertidos de las empresas que tienen sus negocios en las naves del lugar, por lo que su instalación se ha visto retrasada.

Respecto a los gastos, más de 159.000 euros se destinan al capítulo de personal; más de 105.000 para gastos corrientes y servicios; 19.200 para inversiones; y unos 50.000 para transferencias corrientes. En este capítulo se ha aumentado en 2.000 euros el importe destinado al convenio de bomberos, puesto que debido a la gran cantidad de incendios registrados a lo largo de este año, la partida presupuestada inicialmente no fue suficiente, por lo que se ha decidido suplementarla de cara a 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos