«Vemos que la facturación va creciendo, pero no es como antes de la crisis»

Trabajadores de la nave que Tecnicons posee en Hontoria. /Antonio Tanarro
Trabajadores de la nave que Tecnicons posee en Hontoria. / Antonio Tanarro

La empresa Tecnicons, dedicada al suministro de empresas, es uno de los negocios más veteranos de La Estación de Hontoria

C. B. E. Segovia

Va camino de cumplir catorce años en La Estación de Hontoria, lo que convierte a Tecnicons en uno de los negocios veteranos y con solera del polígono. Ese recorrido hasta aquí no ha sido sencillo; pero con esfuerzo y capacidad empresarial para la diversificación de la oferta ha logrado salir adelante e incluso ahora las cuentas reflejan un cierto crecimiento, según señala Luis Burgos, uno de los responsables. Ni mucho menos son niveles de antes de la crisis, pero el horizonte que vislumbran se va despejando. En Tecnicons han sabido sacrificarse, perseverar y sobrepornerse a las adversidades. Buena muestra de ello son los ocho puestos de trabajo que componen la plantilla.

El negocio dedicado al suministro a empresas dedicadas a la construcción ha soportado estoicamente el descenso de la edificación. Además, ha ampliado su catálogo al incluir herramientas y maquinaria de jardinería. Por cierto, su servicio técnico puede asesorar al usuario sobre reparaciones. Tecnicons vende y alquila, sobre todo a clientes profesionales pero también a particulares, especifica Burgos. También oportunidad de probar las máquinas antes de adquirirlas.

Un buen momento para ello suele ser el tradicional Mercahontoria, un fin de semana «especial» en el que los negocios salen a pie de calle con actividades para todos los públicos y en el que suele producirse un pico en las ventas, reconoce el empresario, quien confía en la competitividad del polígono porque, entre otras cuestiones, ofrece facilidades de aparcamiento y de acceso, así como para la carga y descarga. En el capítulo de los peros, Luis Burgos lamenta que, aunque hay atisbos de recuperación económica, el precio del suelo sigue siendo demasiado caro, lo que retrae el crecimiento y asentamiento en el área industrial y ahora también comercial.

Fotos

Vídeos