«Alcaldes y funcionarios han mirado a otro lado»

Entrada a la urbanización de Los Ángeles de San Rafael, junto a la carretera N-603. / El Norte

La asociación de copropietarios de Los Ángeles de San Rafael afirma que «la dejadez ha provocado una corrupción encubierta»

C. CARRASCALEl Espinar

La peor consecuencia es el panorama de dejadez que afecta al complejo residencial de Los Ángeles de San Rafael, con «desperfectos en las aceras, muchas de ellas, incluso, sin construir, infinidad de farolas que no funcionan, socavones y un alcantarillado inexistente o reventado», se queja la presidenta de la asociación de copropietarios, Lucía Cobo, quien se niega a que sean los vecinos los que tengan que afrontar estos gastos «millonarios».

Mucho menos, teniendo en cuenta que han estado pagando durante tres años y medio una Entidad Urbanística de Gestión que «no se sabe en que ha invertido el dinero por el ocultismo de unas cuentas que solo conoce el señor Gil (por Óscar Gil, presidente de la comunidad de propietarios», sentencia.

También achaca al Ayuntamiento una doble responsabilidad. Por un lado, la de no haber requerido al promotor que concluyera las obras antes de recepcionar la urbanización en 2013. Por otro, el no haber asumido, como marca la ley, la tutela de la Entidad Urbanística para garantizar la conservación y mantenimiento de Los Ángeles durante los últimos cuatro años. En referencia a la alcaldesa, Cobo apunta que «dice que la entidad urbanística no ha hecho sus deberes ni se ha encargado de la conservación y mantenimiento, pero quien lo tenía que controlar era ella». La asociación de copropietarios ha definido toda esta maraña de litigios contra el Ayuntamiento y contra la Comunidad de Propietarios como un «bombazo de corrupción urbanística y financiación irregular». No quiere decir que el Consistorio se haya lucrado económicamente, pero sí que tanto alcaldes como funcionarios de categoría «han mirado para otro lado».

«La dejadez y la permisividad del funcionario ha provocado una corrupción encubierta. El Ayuntamiento nunca se ha preocupado ni ha exigido al promotor que finalizase la urbanización antes de recepcionarla porque creía que iban a prolongar durante toda la vida las entidades urbanísticas y que los vecinos no iban a investigar ni a buscar los resquicios legales que les amparan como están haciendo», afirma Cobo.

Fotos

Vídeos