El vallisoletano David Martín, nuevo embajador joven de Segovia

David Martín, junto a sus predecesoras en el cargo y la concejala Claudia de Santos. / Antonio Tanarro

El joven, de 21 años, que reside desde hace tres en la ciudad, promocionará su riqueza patrimonial y cultural en Aruba, donde estudiará con una beca Erasmus

EVA ESTEBANSegovia

Imagina que te vas a dormir y te despiertas al día siguiente como nuevo embajador de la ciudad que te ha visto formarte como profesional. Es lo que le ha ocurrido a David Martín Cabezudo, un joven vallisoletano de 21 años que desde hace tres, cuando comenzó sus estudios en el doble grado en Publicidad y Relaciones Públicas y Turismo, reside en Segovia: «Me encanta la ciudad, me considero segoviano», afirma. El próximo curso, y gracias a una beca Erasmus, continuará su formación en Aruba, un país autónomo insular del Reino de los Países Bajos, para promocionar así «la riqueza patrimonial y cultural» de Segovia dentro del programa de la Organización de las Ciudades Patrimonio Mundial (OCPM).

«Segovia, fuiste tú la que me incitó a presentarme como joven embajadora enamorada de tus calles, tu gente y tus monumentos». Contundente y emocionada, así se despedía Karen, la última embajadora de Segovia en el noroeste de Francia. «Seguro que lo hace muy bien», sonríe mientras mira a su sucesor, quien no puede contener la sonrisa. «Lo que más me sorprendió de la ciudad es que hay muchas cosas por ver más allá del Acueducto y el Alcázar», concluyó David Martín.

Cada año, miles de estudiantes viajan al extranjero para cursar durante un año o un semestre su formación a través del plan Erasmus, que este año cumple 30 años. Supone un antes y un después en la vida de los jóvenes, marcados por las nuevas experiencias y amistades: «Voy a conocer a mucha gente, me hace mucha ilusión», dice David. Su destino durante seis meses (el tiempo que disfrutará de la beca) será Oranjestad, la capital de Aruba.

El joven, que estuvo acompañado por sus tres predecesoras y la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, expresó su deseo de difundir la «riqueza turística» y dar a conocer su «gran ejemplo de patrimonio». De primera mano podrá acercar los valores y encantos de la ciudad a instituciones públicas y privadas, así como a centros educativos y turísticos. Por otra parte, este estudiante del campus María Zambrano tendrá que realizar presentaciones y actividades promocionales de Segovia, así como mantener contacto con autoridades: «Es una ciudad en la que es necesario pernoctar. Voy a contarlo con orgullo para promover el turismo», continúa.

Ayuda económica

Los jóvenes embajadores de la OCPM, en contrapartida por la labor que llevarán a cabo, reciben una distinción por parte del Ayuntamiento y una «ayuda económica mínima» de 200 euros, según explicó la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, quien destacó que «es una experiencia importante y satisfactoria que viene muy bien para su formación», finaliza. El principal objetivo del proyecto es «promover y divulgar el patrimonio y estimular en los jóvenes el sentimiento de pertenencia al lugar declarado Patrimonio Mundial», señalan fuentes municipales. El programa en el que participan está inmerso en la OCPM, una organización de la que Segovia forma parte desde 1993, cuando fue nombrada ciudad Patrimonio Mundial en Fez (Marruecos). En 1985, la Unesco había declarado la ciudad vieja de Segovia y su Acueducto Patrimonio de la Humanidad.

Fotos

Vídeos