Tráfico expresa su preocupación por la peligrosidad de la CL-605 en Segovia

Un coche circula por la CL-605, en uno de los puntos conflictivos de la circulación en la provincia segoviana. /Antonio Tanarro
Un coche circula por la CL-605, en uno de los puntos conflictivos de la circulación en la provincia segoviana. / Antonio Tanarro

El jefe provincial, Pedro Pastor, subraya que, aunque no hay que lamentar fallecimientos, se trata de un punto conflictivo

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La Comisión Provincial de Tráfico y Seguridad Vial se reúne este martes en la Subdelegación del Gobierno en Segovia para tratar diversos aspectos de la siniestralidad en la provincia. Antes de entrar en harina con los distintos agentes implicados en esta materia, el jefe de Tráfico, Pedro Pastor, ha compartido su «preocupación» por la peligrosidad que entraña el cruce de la carretera CL-605 que se dirige hacia el centro deportivo Juan Bravo.

Esta inquietud está justificada. El responsable provincial ha precisado que, aunque no ha habido que lamentar víctimas mortales, sí existe una concentración de accidentes y unas circunstancias viarias que cargan de razones al jefe de Tráfico para insistir en la preocupación. En noviembre del año pasado, las estadísticas oficiales sobre accidentalidad incluían este tramo como uno de los puntos negros al concentrar tres o más siniestros con víctimas en un radio de cien metros a lo largo de un año.

La citada carretera soporta un elevado tránsito de vehículos. A ese intenso flujo circulatorio se suma una rotonda partida de complicada configuración. Tráfico también citaba en el pasado otoño otros dos puntos negros en la red viaria que discurre por la provincia.

Uno de los tramos problemáticos se localizaba en la SG-223, antes de llegar al municipio de Cuéllar, ya que también cuenta con una rotonda similar a la anterior precedida de un cambio de rasante con reducida visibilidad.

Otros puntos negros

Por su parte, en la CL-601 son varios los lugares donde hay concentración de accidentes. Uno de ellos lo constituyen una serie de curvas que se encuentran antes de llegar al puerto de Navacerrada, conocidas como las siete revueltas. El peligro también asoma en el tramo de eses en la misma vía, pero en las proximidades a La Granja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos