Tráfico detecta velocidades de hasta 160 kilómetros por hora en la CL-605

Cruce de Tejadilla, donde se unen la carretra N-110 y la CL-605. /El Norte
Cruce de Tejadilla, donde se unen la carretra N-110 y la CL-605. / El Norte

La provincia supera en cuatro puntos la media nacional de denunciados por correr demasiado

CLAUDIA CARRASCAL Segovia

Los accidentes mortales en las carreteras de la provincia han descendido con respecto a 2016, pasando de trece a ocho en los diez primeros meses del año. No obstante, el jefe provincial de Tráfico en Segovia, Pedro Pastor, considera alarmante que en poco más de una semana se produjeran tres. La principal causa de accidente en Segovia es la velocidad, también la que más multas genera al año. En lo que va de 2017 ya son cerca de 100.000 las denuncias interpuestas por este motivo, más de 73.700 proceden de radares fijos y una cifra superior a las 17.000 de radares móviles.

«Es uno de los temas más preocupantes, porque se ha llegado a medir en la CL-605 velocidades medias de 160 kilómetros hora, y aunque no es lo normal, sí que se registran con frecuencia velocidades de entre 120 y 130 kilómetros por hora en carreteras convencionales donde la limitación está establecida en 90. Segovia supera en tres o cuatro puntos porcentuales la media estatal de denunciados por superar los límites de velocidad. Mientras que en España ronda el 4 ó 5%, en Segovia alcanza el 8. El siguiente motivo de sanción en la provincia sigue estando vinculado al uso del cinturón de seguridad, cerca de 1.500 infracciones se han registrado en los diez primeros meses de año, seguido del uso del teléfono móvil, que ha generado más de 900 denuncias. A pesar las numerosas campañas de control de uso del cinturón, de los programas de educación desde la infancia y del incremento de las medidas de seguridad pasivas en los vehículos, todavía hay personas que no lo utilizan, en especial, en distancias cortas. Del mismo modo que advierte del elevado número de adultos que no emplea el sistema de retención adecuado para que los menores viajen seguros en coche.

Por el contrario, el consumo de alcohol al volante se ha reducido notablemente y Segovia se encuentra medio punto por debajo de la media nacional en cuanto a denuncias emitidas en este sentido, siendo la tasa de infracciones local de un 0,5% y la nacional de un 1%.

Sin embargo, la causa de accidentes que más aumentado en los últimos años ha sido la distracción. Despistes tan habituales como cambiar de emisora de radio, subir el volumen, manejar el GPS, comer, beber, fumar o buscar un objeto en el interior de vehículo suelen ir acompañadas por el exceso de velocidad, un tándem que, según advierte Pastor, puede ser mortal.

En los diez primeros meses del año se han incoado en la provincia de Segovia 108.000 expedientes por infracciones en las carreteras, un 22% más que en 2016, cuando la cifra rondaba los 84.000. El mayor aumento de denuncias lo han registrado los radares móviles. Los expedientes terminados, en lo que va de año, ascienden a cerca de 97.000,con una recaudación de 7,3 millones de euros. En el mismo periodo de 2016, se recaudaron cerca de dos millones menos, con 68.000 denuncias resueltas y 5,4 millones de euros.

Las épocas del año en las que más accidentes se concentran coinciden con los periodos vacacionales de verano, Navidad y Semana Santa, también puentes y fechas señaladas como el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, porque son momentos en los que se multiplican los desplazamientos por carretera.

Los viajes cortos por carreteras nacionales, comarcales y locales siguen siendo los más problemáticos y congregan entre el 70 y el 80% de los accidentes mortales. En este sentido Pastor explica que las reducidas dimensiones de los arcenes que tienen estas vías, así como la mayor proporción en la que se rebasan los límites de velocidad establecidos son los principales motivos de peligrosidad de estas carreteras. Además, cuando un conductor afronta un desplazamiento de largo recorrido lo hace con un esquema, pone el coche a punto, busca el horario más adecuado y con menor tráfico, mira el itinerario y planifica las paradas. En los viajes cortos, por el contrario, se abandona mucho la preocupación y la previsión que se debe de tener al volante y eso es peligroso, ya que puede acabar en una situación lamentable, alerta Pastor.

Fotos

Vídeos