Toni Ferrer advierte de que el sistema de pensiones está «en situación de alarma»

De izquierda a derecha, Toni Ferrer, José Luis Aceves, Cristina Barcones y Clara Luquero, ayer, antes de la asamblea abierta. /A. de Torre
De izquierda a derecha, Toni Ferrer, José Luis Aceves, Cristina Barcones y Clara Luquero, ayer, antes de la asamblea abierta. / A. de Torre

El dirigente socialista culpa a la gestión del PP durante los últimos seis años de un déficit de 18.000 millones

EL NORTESegovia

El responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales del PSOE, Toni Ferrer, aseguró ayer en Segovia que el sistema público de pensiones está en «situación de alarma», lo que ha identificado con la gestión del PP en los últimos seis años, que es justo el tiempo que se cumple este sábado de la entrada en vigor de la reforma laboral. Así lo puso de manifiesto con motivo de su participación en la asamblea abierta sobre pensiones que ha organizado el PSOE segoviano en la sala Ex.Presa 2 de La Cárcel_Centro de Creación. Ferrer garantizó la apuesta de la ejecutiva que lidera Pedro Sánchez por un sistema público y ha recordado que las pensiones representan «el 46%» del conjunto del estado del bienestar.

El representante federal indicó que la voluntad socialista es que se hable de los «verdaderos» problemas de las personas, además de «denunciar la mala gestión» del PP, que generó un déficit en el modelo de 18.000 millones de euros el año pasado, según sus cálculos.

Ferrer se ha refirió también al plan presentado por Pedro Sánchez a comienzos de enero para financiar el sistema. Un plan que pasa, en primer lugar, por la mejora de empleo y salarios y la derogación «total» de la reforma laboral del Partido Popular. Asimismo, abogó por un pacto de rentas.

«El sistema público paga cuestiones que no le son propias, como el gasto de los organismos de la Seguridad Social»

Por otro lado, incidió en que el sistema público paga «cuestiones que no le son propias», como el gasto de los organismos de la Seguridad Social, que se sustenta con las cotizaciones. Para Ferrer, es como si la Agencia Tributaria se financiase con los ingresos de IRPF, IVA o impuesto de sociedades. Y si en ese ámbito se paga con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, lo mismo debería suceder, ha dicho, en el caso de la Seguridad Social, lo que equivaldría unos 4.000 millones de euros. Las cuentas estatales también deberían sufragar, ha apostillado, las reducciones en las cotizaciones y las tarifas planas, lo que supondría otros 3.000 millones. Además, Ferrer ha argumentado que, mientras no se recupere el empleo, se deben generar ingresos adicionales, con dos nuevos tipos impositivos: el que gravaría las transacciones financieras y que pagarían los operadores bursátiles y el que se aplicaría a la banca, con un 8% sobre sus resultados. Ambos aportarían 2.000 millones más, como ha aseverado.

Todo ello debería completarse, según el responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales del PSOE, con la lucha contra el fraude a la Seguridad Social. Ferrer ha denunciado que, en 2017, ha habido «457 millones de horas extras ilegales», que no se han pagado a los trabajadores ni compensado y que tampoco han cotizado a la Seguridad Social. De haber sido regulares, esas horas habrían supuesto otros 2.000 millones, de euros, informa Europa Press. El plan socialista incluye la propuesta de que el sistema público de pensiones se contemple en la Constitución. Un paso que serviría, según Ferrer, para que ningún Gobierno pueda «repetir lo que ha hecho el PP», al eliminar revalorizaciones y «promocionar» las pensiones privadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos