El tocomocho, la estampita y el riesgo de sacar dinero en un cajero

Uha personas mayor saca dinero de un cajero. /A. de Torre
Uha personas mayor saca dinero de un cajero. / A. de Torre

La Policía Nacional pone en marcha un plan de charlas y recomendaciones sobre cómo actuar en casa y en cajeros

C. B. E.Segovia

Son vulnerables y confiados. Además, los cambios sociales han tomado tal velocidad que les supera en muchos ámbitos. Sin ir más lejos, las nuevas tecnologías. A pesar de sus esfuerzos por ponerse al día, los avances constantes en este campo han dejado muy atrás hábitos y costumbres cotidianas que la gente mayor sigue practicando. La Policía Nacional se ha propuesto que los ancianos sorteen las trampas que les tienden los malhechores. Por eso surgió el Programa Mayor.

El comisario jefe de la Policía Nacional en Segovia, Manuel Antonio de la Fuente, señala que la iniciativa consiste en impartir charlas informativas. En ellas los agentes instruyen sobre las recomendaciones que han de seguir para preservar su seguridad y la de su patrimonio. En los próximos quince días, la comisaría tiene en agenda tres conferencias.

La sensibilización a la población más mayor tiene dos escenarios principales. Por un lado, el del propio domicilio. De la Fuente pide no fiarse de los desconocidos. «Se aconseja no abrir a nadie, ni siquiera el portal, por mucho que insistan». La Policía Nacional alerta de «los falsos revisores del agua o del gas que se aprovechan de la buena fe de sus víctimas, las cuales les abren sus puertas», advierte el comisario jefe. Luego, actúan al descuido. «Suelen llevarse pequeñas cantidades, entre 50 y 70 euros, por un servicio que no hacen», añade.

A veces, los delincuentes actúan en parejas. Mientras uno trabaja supuestamente en el arreglo y distrae a la víctima, la otra persona desvalija armarios, cajones... Lo peor es que «tardan en darse cuenta», por lo que los malhechores pueden estar ya lejos. De la Fuente precisa que estos ladrones suelen forman parte de bandas itinerantes. Golpean en el día y se van para evitar que se les pueda reconocer rápidamente. Ante estas situaciones en los domicilios particulares, el comisario jefe pide que se avise de inmediato al 091.

Los otros escenarios en los que los delincuentes tienen puesto el punto de mira son las entidades bancarias. Los engaños y robos a gente mayor abundan. La Policía recomienda que cuando se use el cajero automático, se mire y se asegure de que no hay nadie alrededor. Uno de los frecuentes es el conocido como 'la siembra'. Consiste en que mientras la persona saca dinero, alguien se coloca detrás simulando estar en la cola. Tira unas monedas en el momento en el que van a salir los billetes. La víctima cae en la trampa e instintivamente se agacha a por ellas. Mientras, un cómplice que está cerca de manera sibilina recoge el dinero.

Por último, el comisario jefe comenta que los tradicionales timos del 'tocomocho' o 'la estampita' siguen en vigor sin apenas evolucionar. La Policía Nacional señala que, de hecho, se producen con más frecuencia que la que indican las estadísticas, ya que los engañados no se atreven muchas veces a denunciar por vergüenza «para que no se entere la familia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos