El teatro Juan Bravo moderniza sus entrañas

Un técnico comprueba el sistema de iluminación en el escenario del Juan Bravo, este martes, en Segovia. / Antonio de Torre
Segovia

El recinto mejora la insonorización y la acústica, presenta salas multiusos, renueva la climatización y se hace más accesible para las personas con discapacidad

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

26 de octubre de 1918. El Juan Bravo iza por primera vez el telón. La función que inauguró el ahora centenario teatro fue una zarzuela, 'La alcaldesa de Hontanares'. El debut de Agapito Marazuela en 1920, una conferencia de Miguel de Unamuno en 1922, mítines republicanos o proyecciones de cine mudo son algunos de los hitos de aquellos primeros carteles. Terminada la Guerra Civil, el propietario acometió la sustitución de los palcos centrales por un anfiteatro y se colocaron butacas en las localidades altas y cambiaron las del patio.

Galería de fotos

Si hay una primera gran reforma, hay que colocar el marcapáginas del álbum cronológico en los años ochenta, cuando la Diputación de Segovia adquirió el teatro a la familia de Aurelio Garrido. Aquella rehabilitación se alargó hasta 1989. El 23 mayo de ese año, la Reina Doña Sofía amadrina la reinauguración, en la que la Orquesta Sinfónica Reina Sofía pone la banda sonora al regreso del Juan Bravo a la actualidad cultural de la ciudad.

En 2007, la Corporación provincial cuenta con la ayuda de la Junta de Castilla y León para la ejecución de una nueva remodelación, que afecta sobre todo al patio de butacas al instalarse un sistema retráctil. El 3 de febrero de 2008, el telón vuelve a izarse para el ballet de Ángel Corella y su 'Corsario'.

El viernes 30 de noviembre

En junio de 2016, la bombonera de la Plaza Mayor cerró sus puertas para ponerse al día y cambiar de imagen. El próximo jueves día 30 el recinto teatral vivirá una nueva reinauguración, esta vez con un Premio Max sobre el escenario como es la obra 'Danzad, malditos'. Regresará con una nueva cara, pero sobre todo con «la adecuación de sus tripas para ser un teatro del siglo XXI», puso de relieve ayer el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez.

«Hemos invitado a la Casa Real y estamos a disposición de su agenda» francisco vázquez, presidente de la diputación

Junto al arquitecto de la institución, Juan Antonio Miranda, y los diputados provinciales de Cultura y Juventud y de Administración y Personal, Sara Dueñas y José Luis Sanz Merino, respectivamente, recorrieron las entrañas del Juan Bravo en una visita para comprobar algunas de las novedades menos visibles con las que el teatro retorna a la escena.

En la nueva etapa brillará la programación que conmemorará los cien años de vida. De momento, poco a casi nada ha transcendido. Vázquez ha confirmado que la Diputación ha cursado invitación a la Casa Real. El presidente añade que se han ofrecido varias fechas y que la Corporación «está a disposición» de La Zarzuela y de su agenda.

Incendios, acústica, camerinos, aseos...

Ese teatro del siglo XXI se materializa en un espacio mucho más accesible para personas con discapacidad. Así, se ha ampliado de dos a doce las localidades para espectadores con movilidad reducida. También se han adaptado aseos y pasos y se ha instalado una plataforma elevadora.

La nueva andadura también adapta las instalaciones a la norma de seguridad en incendios. A partir de ahora, el teatro contará con mejor acústica. Se ha mejorado la insonorización. Además, se han enmoquetado pasillos, detalla el arquitecto, y se han colocado puertas con doble cortina en la entrada a los palcos de la planta baja para absorber el ruido. En esa búsqueda de un mayor confort, las obras han permitido renovar el sistema de climatización.

«Se ha querido enfatizar el elemento más representativo, que es el patio de butacas» juan antonio miranda, arquitecto

«Se ha buscado dar al espacio un sentido más teatral al enfatizar el elemento más representativo, que es el patio de butacas», añade Miranda. En cuanto a la decoración, se ha apostado por el rojo, el gris oscuro, el negro y los remates en dorado de elementos ornamentales como columnas y barandillas. El blanco está presente en la mayor parte de las superficies para mayor luminosidad de las zonas de butacas y plateas. Este viernes está previsto que se coloque una formidable lámpara realizada por encargo a la Real Fábrica de Cristales del Real Sitio.

Los camerinos también han cambiado e incorporan nueva grifería y espejos individuales para el maquillaje y desmaquillaje. En cuanto a las salas multiusos, la de la segunda planta se habilita para conciertos y representaciones teatrales para niños, amén de conferencias, proyecciones o exposiciones. En el tercer piso, las antiguas oficinas han dejado paso a una estancia para talleres de teatro y una biblioteca que se separan mediante módulos abatibles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos