El Supremo cierra a Segovia 21 la vía administrativa para legalizar las viviendas

Viviendas del complejo de Segovia 21 en Quitapesares./A. de Torre
Viviendas del complejo de Segovia 21 en Quitapesares. / A. de Torre

El Alto Tribunal no admite a trámite el recurso de la empresa pública, con lo que se mantiene la ilegalidad de la licencia de primer uso

M. A. L.Segovia

Las cuarenta viviendas del complejo de Segovia 21 en Quitapesares continúan sin licencia de primera ocupación. La Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo no ha admitido el recurso planteado por el administrador único de la empresa contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que, el pasado mes de marzo, confirmó la ilegalidad del abastecimiento de agua, de manera que las licencias de las viviendas no son ajustadas a derecho, al incumplir el proyecto de urbanización aprobado en su día.

El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite el recurso de casación de Segovia 21 porque considera que no están justificados los supuestos casacionales para revisar la sentencia del TSJ y que no se cumplen las exigencias requeridas. La providencia, notificada a las partes hace unos días, impone las costas a Segovia 21 y cierra la vía administrativa iniciada por la empresa que gestiona el complejo de Quitapesares con la primera reclamación ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Segovia que, como el TSJ después, ya consideró que «todo lo que atañe al servicio de abastecimiento de agua no cumple lo ordenado y aprobado en el proyecto de urbanización ni en la licencia de obras de octubre de 2008», aprobados por el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma.

La consecuencia es que, como establecieron el Juzgado y el TSJ, es que los incumplimientos impiden el uso de las viviendas, ya que la captación de agua de la toma del Rancho el Feo era ilegal y la prevista en el proyecto para el sector Quitapesares, del Pontón Alto, no tenía las autorizaciones y consesiones de la Confederación Hidrográfica del Duero.

Proceso civil

Así, a Segovia 21 solo le queda la vía civil para intentar que quienes se comprometieron a comprar las viviendas hagan efectivo el contrato, aunque el Juzgado número 5 de Segovia ya declaró hace un año el derecho de los compradores a rescindir el contrato porque los pisos no reunían todas las condiciones de habitabilidad, al carecer el complejo de concesión de agua. El litigio civil quedó pendiente de la resolución del recurso ante el Supremo. Ya resuelto, no ha cambiado nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos