Sorprendidos 'in fraganti' tras cazar corzos y no haberlos precintado

Un agente medioambiental junto a un corzo abatido y sin el precinto. /El Norte
Un agente medioambiental junto a un corzo abatido y sin el precinto. / El Norte

Esta modalidad de caza mayor atrae a Segovia a cazadores de todo el país

El Norte
EL NORTESegovia

Agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León han denunciado en dos municipios segovianos, Navares de Enmedio y Castrojimeno, a dos cazadores por no haber colocado los precintos obligatorios a los corzos abatidos. Según ha indicado la Delegación Territorial de la Junta, es una de las infracciones «más habituales» durante la caza del corzo, modalidad de caza mayor de gran valor cinegético en Segovia que atrae a cazadores de todo el país.

Los agentes sorprendieron a ambos cazadores el pasado 8 de abril en cotos privados de estas localidades y tras comprobar que habían cometido la infracción de no colocar el preceptivo precinto a los animales abatidos cursaron la denuncia. En esta modalidad de caza mayor, los cazadores autorizados, además, de estar en posesión de toda la documentación necesaria para realizar la actividad, tienen la obligación de colocar al animal abatido un precinto numerado y único, que previamente ha sido entregado por el Servicio Territorial de Medio Ambiente.

La época hábil de caza en rececho del corzo comenzó el día 1 de abril en Castilla y León y los agentes medioambientales, que colaboran con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil llevan a cabo labores de inspección y seguimiento de los cazadores, comprobación de la documentación, revisión de armas y control de las capturas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos