El PP solicitará la revisión del acuerdo sobre el ‘parking’ de Padre Claret

Interior del estacionamiento. /El Norte
Interior del estacionamiento. / El Norte

Los populares acusan al gobierno municipal de haber «hipotecado a la ciudad de Segovia para quitarse dos problemas de encima»

ENRIQUE YUSTESegovia

El Partido Popular no está conforme con el acuerdo que firmarán el Ayuntamiento de Segovia e Isolux Corsán como empresa concesionaria del ‘parking’ de la avenida Padre Claret. Ya lo manifestaron en el pasado pleno con su voto en contra y lo vuelven a hacer ahora tras haber estudiado con detenimiento –y dificultades según denunciaron– el expediente relativo al reequilibio económico por parte de la administración con la concesionaria del aparcamiento inaugurado en 2009 tras una inversión de 17,4 millones.

Los populares recordaron que al ayuntamiento todavía le quedan dos pagos que realizar hasta 2019 para hacer frente a la sentencia del Tribunal Supremo sobre la expropiación del talud de Padre Claret. Más de 6,5 millones de euros en total que se unirán a los 3 millones solicitados por la empresa como reequilibrio económico de la explotación del ‘parking’ y que han sido aceptados por el ayuntamiento (a través de la eliminación del canon anual, la supresión del mantenimiento de la calle Padre Claret por parte de la empresa y la ampliación del periodo de concesión). Precisamente, este es uno de los puntos más criticados por el PP, que considera que el equipo de gobierno debería haber peleado más en la negociación. «Han aceptado una propuesta que claramente va en beneficio de la empresa y en contra del interés municipal», afirmó la portavoz municipal, Raquel Fernández.

Los populares argumentan en primer lugar que había motivos para rechazar la necesidad de acceder al reequilibrio económico del aparcamiento al considerar que el Ayuntamiento sí había tomado medidas para restringir el tráfico en el casco histórico, como es la implantación de la zona verde de la ORA o la instalación de cámaras de acceso a la Plaza Mayor. Esta postura también está recogida en un informe dado a conocer en el pleno de abril de 2012, firmado por una persona que en la actualidad suscribe todo lo contrario. Ante esta circunstancia, Raquel Fernández plantea: «Tenemos dos posibilidades: o bien los informes se emiten al dictado de los políticos o los informes que elaboran los técnicos no son supervisados por los políticos. En cualquier caso estamos hablando de algo muy preocupante».

Traducción económica

Una vez aceptado el reequilibrio económico con la empresa, los populares también critican la negociación realizada por el equipo de gobierno para «traducir» los 3 millones solicitados por la empresa en «dinero actual», al haber empleado una tasa de descuento del 7% «sin justificación alguna» en lugar de la del 2,5% que figura en el contrato firmado en 2005. La diferencia, según los cálculos realizados por el Partido Popular, es de más de 934.000 euros.

Por este motivo, Raquel Fernández anunció que pedirán la revisión del acuerdo adoptado en pleno, que se encuentra en proceso de tramitación pero sin firmar. Además, rechazó que con el acuerdo alcanzado se solucione un problema, tal y como argumentó hace semanas el concejal Alfonso Reguera. «Esto está lejos de solucionarse. Lo que se ha firmado es que hasta el año 2021 la empresa no pueda volver a solicitar el reequilibrio», indicó Fernández, quien considera que el gobierno municipal ha negociado este aspecto a la par que la liquidación del ‘parking’ de Los Tilos, del que también es concesionaria la empresa Isolux Corsán. «Han hipotecado la ciudad de Segovia para quitarse dos problemas de encima durante esta legislatura», lamentó la portavoz popular, subrayando que el Ayuntamiento se ha quedado «sin armas para negociar» en el futuro.

Palos en la rueda

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, salió al paso de las acusaciones del Partido Popular defendiendo el acuerdo alcanzado con la empresa del ‘parking’ en base a tres informes de auditorias externas. Luquero, que lamentó que las empresas puedan solicitar el reequilibrio económico en estos casos, subrayó la intención del equipo de gobierno de ir avanzando en la restricción progresiva del tráfico al casco histórico, acusando al Partido Popular «de poner palos en las ruedas y no facilitar el gobierno de la ciudad». En este sentido, y aunque se mostró partidaria de no caer en el «y tú más», recordó como la concesión del aparcamiento subterráneo de José Zorrilla, firmada por un gobierno con el apoyo del Partido Popular, se aseguraron «unos beneficios del 11% al contratista».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos