Las siete piedras del Acueducto que les sobraron a los romanos

Govi, la mascota del turismo familiar. /Tanarro
Govi, la mascota del turismo familiar. / Tanarro

El turismo familiar en Segovia ya tiene mascota

LAURA MARTÍNEZSegovia

La capital cuenta con el Sello de Turismo Familiar desde hace dos años, cuando le fue otorgado en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid. Y en el marco de este aval se convocó un concurso para dotar a la ciudad de una mascota que promocionase los productos de turismo familiar. La ganadora fue Govi, una construcción «con siete piedras del Acueducto que les sobraron a los romanos y unos ojos muy expresivos», explicó ayer la alcaldesa, Clara Luquero. Govi ya es tangible, a pesar de que la propuesta ganadora, de la cordobesa Delia Murillo, ya se que conocía hace algún tiempo, pero desde ayer se puede encontrar en el Centro de Recepción de Visitantes del Azoguejo. Según Luquero, «viene a ser el espíritu juguetón del monumento».

La imagen de Govi acompañará toda la información de los productos y ofertas destinados al turismo familiar, que supone un importante porcentaje respecto a la cifra total de visitantes que recibe la capital. «No hay cifras exactas y es difícil de cuantificar, pero Segovia es un buen destino familiar», añadió la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos.

La mascota turística, de 180 centímetros de altura y unos cincuenta kilos de peso, ha costado alrededor de 2.000 euros. Govi recibirá a los visitantes más jóvenes, que se podrán fotografiar con ella o con él, como se prefiera, porque no tiene género. ¿De dónde viene su nombre? De las letras centrales del nombre de la ciudad y, además, responde al requisito de que no se le pueda atribuir género. «Siete bloques que no son ni masculinos ni femeninos, también buscábamos esa no identificación de género en la mascota», aseguró De Santos. A su ladose podrá encontrar la información de los productos que se ofrecen a aquellas familias que eligen Segovia como destino para sus vacaciones.

Además, Govi y su compañero, Picu, un gorrión situado en el sillar que corresponde a la cabeza de la figura, se vestirán en función de los acontecimientos que sucedan en la ciudad. «Puede ser romano, puede convertirse en muralla, incluso puede vestirse de medieval, judío o guerrero», avanzó la concejala.

Entre las actividades familiares que ofrece la Concejalía de Cultura están las visitas con el arriero Claudio, que permiten a niños y mayores conocer la historia y las leyendas de la capital de una forma poco convencional. «Empezamos programando tres o cuatro y ahora son casi veinte las visitas con el arriero Claudio y todas salen llenas», señaló De Santos. Otra propuesta, para el 14 de octubre, es una cita con aves rapaces procedentes de todo el mundo en el Jardín de los Poetas, junto a la Puerta de Santiago.

Además, en la nueva sala de exposiciones del Centro de Recepción de Visitantes se encuentran 22 imágenes del álbum ‘El Acueducto cuenta la Historia de Segovia’. Esta exposición ya pudo verse en la Alhóndiga y en el centro cívico de Madrona. El objetivo es doble: Por una parte, crear una identidad cultural y generar la conciencia de la necesidad que existe de proteger el patrimonio y, por otra, promocionar el turismo familiar en la ciudad y conseguir que Segovia sea un destino cada vez más atractivo para padres e hijos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos