Segovia honra la vida «comprometida, creativa y luminosa» de Julio Michel

La alcaldesa, Clara Luquero, durante el homenaje a Julio Michel. / Antonio Tanarro

La sala Ex.Presa 1 lleva ya el nombre del creador de Titirimundi, un gesto con el que la ciudad le devuelve «parte de su generosidad»

El Norte
EL NORTESegovia

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, destacó ayer que la ciudad está «en deuda» con Julio Michel, creador de Titirimundi y su director durante más de tres decenios, por haberla convertido «en escenario». Así lo puso de manifiesto con motivo del acto de descubrimiento de la placa que denomina Julio Michel a la hasta ahora sala Ex.Presa 1 de La Cárcel_Centro de Creación. Un acto que, según Luquero, sirve para que la capital devuelva al impulsor del festival internacional de títeres «parte de su generosidad».

Además, la regidora hizo hincapié en que se trata de un espacio donde Julio Michel desarrolló parte de su labor como «apóstol» de los títeres y donde pudo vivir la «fascinación de la infancia asombrada» al descubrir el «encanto» del teatro, informa Europa Press. El creador de Titirimundi falleció el pasado junio a los 70 años. Luquero valoró ayer lo qué ha significado para Segovia, para su «cultura, ciudadanía y libertad». Por ello, remarcó la importancia de poner su nombre a un escenario como uno de los actos «más hermosos y simbólicos» que una ciudad puede brindar a un «enamorado» del teatro, además de ser un gesto de «justicia poética y moral».

Reflejo del mundo

La alcaldesa apostilló que Michel sabía «mejor que nadie», y al igual que Shakespeare o Calderón de la Barca, que el escenario es un «reflejo del mundo». La sala que desde ahora lleva el nombre del alma impulsora de Titirimundi es un ejemplo «modesto, pero lleno de compromiso» y por donde pasa todo lo bueno y lo malo, «la magia y el miedo, los conflictos y las esperanzas de una sociedad transformados en arte», subrayó la regidora.

En su intervención,Luquero apuntó que «no hay mejor manera»de honrar una vida «luminosa, creativa y comprometida» como la de Michel que darle su nombre a un espacio de «magia, asombro y revelación», pero también de «furia, rabia contra las injusticias y conciencia crítica». También señaló que La Cárcel_Centro de Creación «es otro ejemplo de lo que nos enseñaste: que la cultura y el arte pueden construir ciudades nuevas, que el arte puede transformar el mundo y la realidad. Y cada vez que escuchemos tu nombre y digamos ‘en la sala Julio Michel…’ será como si estuvieras aquí».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos