Los segovianos son los cuartos que más gastan en Lotería de Navidad

Varios clientes esperan para comprar sus décimos en la oficina más antigua de Segovia, en el número 56 de la calle Juan Bravo. /Antonio De Torre
Varios clientes esperan para comprar sus décimos en la oficina más antigua de Segovia, en el número 56 de la calle Juan Bravo. / Antonio De Torre

La media para el sorteo del próximo día 22 es de 127 euros, cinco más que el año pasado,

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ

Aún es pronto para saber el resultado final de las ventas. Hay loteros de Segovia que son cautos y dicen que hay que esperar a la última semana, si bien advierten que van como siempre; otros creen que serán «algo» superiores a las del año pasado, a pesar de que el buen tiempo de los dos primeros meses de otoño ha retrasado las compras, que ahora vuelven a coger ritmo. Pero es indudable que los segovianos siguen siendo fieles a la Lotería de Navidad y que la consignación por habitante es la tercera más alta de la comunidad de Castilla y León, y la cuarta de España. De esa cifra se deduce el gasto medio, pero hay que considerar que muchas de las compras son de turistas. Y estos días de puente, más todavía.

Comprar un décimo es un hábito al que difícilmente se renuncia, como adquirir turrón o comprar regalos. Y a estas alturas, a solo dos semanas del sorteo, son muchos los segovianos que han pasado por las administraciones para adquirir sus décimos, y los loteros han ido notando un goteo constante y creciente de compradores. Segovia capital vive aún de las rentas, de haber vendido el número 49.740 en 2000, el premio gordo íntegro del sorteo de Navidad, nada menos que 46.500 millones de pesetas entonces, algo más de 279 millones de euros actuales. Los años siguientes, las ventas aumentaron, y aunque ahora han bajado algo los carteles que recuerdan aquel premio aún llaman la atención de los compradores.

La Sociedad General de Loterías y Apuestas del Estado ha consignado para el próximo sorteo de Lotería de Navidad en la provincia de Segovia un total de 1.788.040 euros, un 4% más que el año pasado. La consignación por habitante se realiza en función de las ventas reales del año anterior en este sorteo especial y supone en total 98.940 billetes y una cantidad de 127,13 euros por habitante que, en realidad, es una previsión de gasto y no el dinero que cada segoviano gastará en realidad para probar suerte.

El gordo del año 2000, en el número 49.740, fue vendido íntegro en Segovia capital

La estadística, de hecho, nunca puede ser exacta porque son muchos los vecinos empadronados en la provincia de Segovia que también adquieren décimos de lotería de Navidad en otras provincias, y viceversa, muchos compradores en administraciones de Segovia proceden de otros lugares.

La tercera de la región

Lo que sí es cierto es que el ‘tirón’ del gordo de Navidad de 2000 aún se nota, y así la consignación y el gasto por habitante (que es un término relativo, proporcional al número de empadronados) va manteniendo a Segovia en los primeros puestos. E influye, claro, la venta de estos días, en los que se ve a muchos turistas haciendo cola en las administraciones de lotería de Segovia capital más céntricas, las tres situadas en la Calle Real, que son las que abren los domingos y días festivos para aprovechar esa clientela foránea y de paso.

La cantidad de 127,13 euros es la tercera de Castilla y León (que tiene a tres provincias en los primeros lugares de la clasificación), por detrás de Soria (que casi la duplica con 241,42 euros por habitante) y de Burgos (casi a la par, con 128,69 euros por cada residente en la provincia burgalesa).

Fuera de la comunidad autónoma también está por delante Lérida, con 134,32 euros de Lotería por habitante, pero luego están detrás de Segovia todas las demás provincias, y le siguen Palencia (con 117,03 euros) y Huesca (121,35 euros). Como es obvio, las provincias donde más se consigna y más se vende son Madrid, Barcelona y Valencia, por este orden y con cantidades que casi duplican las del primero a las del siguiente. El contraste son las provincias donde menos se vende, Huelva, Ceuta y Melilla, por debajo de 30 euros por habitante (en el caso de las dos ciudades norteafricanas menos de 20 euros), es decir, que la tercera que menos consigna gasta en lotería de Navidad casi cinco veces menos que Segovia y Melilla, al final de la lista, alrededor de diez veces menos porque su gasto por habitante ronda los 12 euros.

Las previsiones de los loteros son buenas. Las ventas han ido algo más retrasadas de fecha que otros años, y lo achacan al buen tiempo del otoño, porque quizá no invitaba mucho a pensar en ambiente navideño. Pero en estos momentos están recuperando lo perdido y casi todos confían en que serán «algo» mejores que en 2016.

Las administraciones céntricas de la capital cuentan con el lugar del establecimiento y con haber otorgado algún premio importante otras veces, que es un reclamo importante y que en todos los despachos de lotería está presente en los carteles; la número 2, al comienzo de la calle Juan Bravo vendió el primer premio del año 2000, y la número 1, situada al final de la misma calle y que es una de las más antiguas de España, ofrece además de los premios concedidos la experiencia y el lugar de privilegio en la Calle Real.

En 1992, una parte del primer premio se repartió en Cantalejo: 3,6 millones de euros

El Sorteo Especial de la Lotería de Navidad solo ha ‘tocado’ una vez en Segovia capital, la del citado año 2000; hace 25 años, una parte del gordo tocó en Cantalejo, donde se repartieron 600 millones de pesetas (3,6 millones de euros), que entonces los agraciados disfrutaban íntegros, pues no se llevaba nada Hacienda.

Curiosidades

El sorteo de Navidad también atesora en su historia numerosas curiosidades. En 1938, se celebraron dos sorteos el 22 de diciembre, uno en Burgos y otro en Barcelona; como cifra final, el 5 ha sido el número que más veces ha resultado premiado (32 ocasiones), aunque el Gordo nunca ha terminado en 25; en segundo lugar aparecen el 4 y 6, con 27 apariciones cada uno. En cuando a la cifra menos repetida en el sorteo, ha sido el 1. Son miles los clientes que siempre reclaman una terminación en 13, y hasta el año pasado nunca un billete acabado en estas dos cifras había sido agraciado con el primer premio (el gordo en 2016 fue el 66.513). Como insisten los loteros, todos los números entran en el bombo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos