El santo del pueblo

Documento que se exhibe en el Archivo Provincial. Antonio de Torre/
Documento que se exhibe en el Archivo Provincial. Antonio de Torre

El Archivo Provincial conmemora IV centenario de la muerte del segoviano San Alfonso Rodríguez

CLAUDIA CARRASCAL Segovia

La carta escrita en latín por el Concejo y vecinos e Segovia el 1 de junio de 1667 al Papa Clemente IX para que declarase beato de la Iglesia Católica al santo segoviano Alfonso Rodríguez es el Tesoro Oculto del mes de octubre del Archivo Histórico Provincial. Con esta exposición, que inauguró ayer el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, y el obispo de Segovia, César Franco, el Archivo se une a las celebraciones del IV centenario del fallecimiento del santo.

Este documento original se ha conservado entre la correspondencia del Corregimiento de Segovia en el fondo judicial del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción. Precisamente, el Corregimiento, que se encargaba de la gestión administrativa de Segovia, envió a Roma la petición ciudadana.

El obispo destacó que tras las pruebas que le puso la vida se convirtió en uno de los santos más importantes de la Compañía de Jesús, a pesar de que no fue sacerdote, sino un hermano lego de la orden por su escasa formación y sus problemas de salud. Además, al santo se le atribuyen varios milagros relacionados con la curación de enfermedades y apariciones de la Virgen. Este ejemplo de santidad solicitada por el pueblo revela la estima que le tenía la sociedad segoviana por su sencillez, humildad y sus 40 años consagrados a la vida religiosa y a su oficio de portero de la Comunidad. Sin embargo, Franco lamentó que a pesar de constituir un modelo a seguir para los segovianos Alfonso Rodríguez y su labor son poco conocidos en la ciudad. Para seguir difundiendo su obra están previstos otros actos religiosos a lo largo del año como la celebración el próximo 29 de octubre de una misa en su honor en la Catedral.

Su vida estuvo presidida por las dificultades, pero también su canonización, ya que fue declarado venerable en 1626, nueve años después de su muerte. Sin embargo, la expulsión y supresión de la Compañía de Jesús impidió a Roma la declaración del beato hasta 1825, por parte de León XII. El 15 de enero de 1888 León XIII lo canonizó en Roma.

Franco también destacó la espiritualidad y capacidad de consejo que le llevaron a escribir multitud de reflexiones dirigidas a sus hermanos religiosos. Documentos que fueron publicados en Barcelona en 1885 en 8 tomos bajo el título de ‘Obras espirituales del Beato Alfonso Rodríguez’.

Esta iniciativa del Tesoro Oculto, que lleva desarrollándose desde diciembre de 2015, pretende avanzar en funciones tradicionales de un archivo como la conservación de todo el legado histórico, indicó López-Escobar. El Archivo Provincial «no solo preserva la memoria, sino también los derechos de los ciudadanos consultar y conocer el pasado o la situación de sus propiedades y tierras». Por eso, está previsto que se sigan impulsando iniciativas como esta para difundir todos los documentos y objetos de interés que son patrimonio y herencia de los segovianos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos