Santa Teresa termina su ruta

Teresa Mañas inicia el relato sobre la estancia de Santa Teresa de Jesús en Segovia. /M. Á. L.
Teresa Mañas inicia el relato sobre la estancia de Santa Teresa de Jesús en Segovia. / M. Á. L.

El homenaje a la concejala Paloma Maroto y la procesión ponen fin a las Jornadas Teresianas

M. Á. L. Segovia

Teresa Mañas, presidenta de la Asociación de Vecinos de Santa Teresa-Puente Hierro, comparte algo más que el nombre de su tocaya; a quienes acudieron a la Caminata Teatralizada de esta semana de las Jornadas Teresianas les entregó la historia de la santa en la ciudad, las vivencias de Teresa de Cepeda y Ahumada cuando llegó a Segovia el 18 de marzo de 1574 como una mujer sencilla y enérgica, una monja abulense dispuesta a emprender otra de sus fundaciones en el camino de la reforma de las carmelitas descalzas, a pesar de la oposición de los carmelitas calzados y de algunos jerarcas eclesiásticos. Pero con el estimable apoyo de Juan de Yepes, San Juan de la Cruz, con ella exponentes de la mística castellana.

Fotos

Teresa Mañas vistió el hábito y las sandalias carmelitas y caminó con el báculo para contar las historias durante la caminata que comenzó a las seis y media de la tarde al lado de la parroquia de Santa Teresa de Jesús, en el camino del Tejerín y al lado del antiguo camino de Arévalo por el que es probable que la fundadora entra en Segovia aquel día de marzo del siglo XVI. Allí acudieron más de medio centenar de personas para escuchar su relato, las vicisitudes de la fundadora del convento de San José en la calle Marqués del Arco (en el edificio hoy sede del Colegio de Arquitectos), su traslado al otro lado de la calle, el que siguen ocupando las monjas, y sus otras dos estancias en la ciudad, la última en 1581.

En la tarde calurosa la comitiva que acompañó a Teresa Mañas hizo varias paradas para reposar el relato, la primera en la ermita del Cristo del Mercado, luego en SanFrancisco, en la plaza de Artillería... camino de la plaza de la Merced, al lado del convento de San José de las madres carmelitas, donde finalizó y donde los caminantes disfrutaron de unas tradicionales sopas de ajo conventuales.

Programa final

Las segundas Jornadas Teresianas, que son una iniciativa conjunta del Ayuntamiento, la orden carmelita y la asociación de vecinos de Puente Hierro, terminan hoy con un programa que comienza pronto, a las diez, con la ‘Ruta Santa Teresa en Segovia’, un recorrido que guía Alberto Herreras (historiadory autor del libro sobre los conventos de Segovia que ha presentado esta semana)por los lugares de la ciudad donde estuvo Santa Teresa, desde la plaza del Azoguejo, muy cerca de donde estuvo el ‘mesón del Aceite’, la casa donde pernoctaron las monjas el 18 de marzo de 1574. Luego se adentrarán en el casco histórico, con la ruta posible que hicieron las religiosas en el siglo XVI hasta llegar a la casa de Marqués del Arco y el actual convento de San José.

Las actividades de cierre de las jornadas incluyen un homenaje de la asociación de vecinos de Santa Teresa-Puente Hierro a Paloma Maroto, concejala de Obras y Servicios del Ayuntamiento, que recibirá el galardón ‘Santa Teresa de Jesús’, un reconocimiento a la labor de las mujeres en Segovia, a quienes ayudan a la sociedad o a las mujeres de forma desinteresada, y en esta primera edición a a quien colabora «y ha hecho muchas cosas por el barrio», como señaló Teresa Mañas hace unos días. El programa finalizará después a mediodía con la misa y la procesión en la parroquia de Santa Teresa de Jesús, amenizada por el grupo de danzas La Santa.

Fotos

Vídeos