Hay que romper el silencio

Participantes en la concentración, ayer en la plaza de San Martín. /El Norte
Participantes en la concentración, ayer en la plaza de San Martín. / El Norte

Avras muestra su preocupación por el recorte de algunos recursos de apoyo a las víctimas de violencia de género

EL NORTESegovia

La sociedad segoviana volvió a salir ayer a la calle para condenar la violencia de género. Convocada por el Consejo municipal de la Mujer, y con la colaboración de la Asociación de Vecinos del Recinto Amurallado (Avras), el objetivo de la concentración, en la que participaron alumnos de la Escuela de Artes y Superior de Diseño Casa de los Picos, era manifestar públicamente el rechazo a cualquier tipo de violencia que se ejerce hacia las mujeres y recordar a aquellas que han sido asesinadas por sus parejas o exparejas.

En la plaza de San Martín, el representante de Avras leyó un manifiesto en el que la asociación mostró su reconocimiento «al coraje y la valentía de tantas mujeres que, día a día, logran superar el miedo y las múltiples barreras levantadas a lo largo de siglos de dominación machista para rebelarse contra su maltratador, hacerle frente e incluso llevarle ante la justicia». La asociación vecinal considera necesaria «la actuación inmediata y eficaz de todas las instituciones en contra de la violencia física, del maltrato psicológico y de las discriminaciones sexistas».

El pasado septiembre el Congreso aprobó el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, en el que se recogen 213 medidas de prevención, asistencia y protección de las víctimas y de sus hijos, de los huerfános y de las madres de los menores asesinados. «Es cierto que para hacer frente a esta realidad se han aprobado leyes y se han planteado iniciativas en materia de igualdad y de prevención de la violencia machista, pero también queremos mostrar nuestra preocupación por el recorte de algunos recursos de atención, apoyo y orientación para las mujeres víctimas de la violencia de género, recursos que posibilitan erradicar estas conductas discriminatorias y violentas y que son de gran ayuda para todas las víctimas de la violencia de género», señalan los vecinos del recinto amurallado, que mostraron su convencimiento de que «la solución definitiva ha de ser educativa y a ella pensamos que deben dedicarse, sin lugar a duda, nuestros mayores esfuerzos».

Compromiso personal

Pero eso no basta, a juicio de la asociación Avras, que considera que «la lucha contra la violencia de género exige un compromiso de todas y cada una de las personas que conformamos la sociedad, de cada uno de los que hoy estamos aquí», de cada institución, colectivo y organización. «Porque el silencio es el mejor cómplice de los maltratadores. Si ante una agresión volvemos la cabeza y callamos, estamos colaborando a crear espacios de impunidad para los agresores y a incrementar el sufrimiento de las víctimas», indicó el representante de Avras.

Dos mujeres han sido asesinadas en el último mes, lo que eleva a 48 el número de mujeres que han fallecido en 2017 (cuatro casos se encuentran en investigación) por la violencia de género. Además, 8 menores fueron asesinados y 27 se han quedado huérfanos.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos