De los Reyes: «Los libreros son aguerridos, es oficio de valientes»

Fermín de los Reyes minutos antes del pregón
Fermín de los Reyes minutos antes del pregón / Antonio de Torre

El historiador, pregonero de la Feria del Libro, se aferra al dato esperanzador de que el número de lectores ha crecido un 11% en 15 años

EVA ESTEBANSegovia

«Los lectores son pocos, pero muy fieles». Lo tiene claro el historiador Fermín de los Reyes Gómez, pregonero de la 42 edición de la Feria del Libro, que ha estudiado la imprenta en Segovia, el Sinodal de Aguilafuente, primer libro impreso en España, y también las bulas incunables.

De los Reyes muestra su admiración hacia los libreros: «Son unos aguerridos, un oficio de valientes». En los tiempos que corren no es nada fácil ser lector ni mucho menos vivir de los libros, ya sea como autor o como vendedor. En 2016, el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) establecía en su barómetro que «el 40% de los españoles no había leído un libro en el último año», aunque el pregonero se aferra al «dato esperanzador» del incremento del 11% en el número de lectores durante los últimos 15 años. Los libros son «uno de los bienes más valiosos que puede tener el ser humano», asegura el historiador segoviano, que anima a los ciudadanos a que se acerquen a visitar las casetas de la feria: «No hay excusas, todos pueden acercarse y curiosear las novedades».

Mayor oferta

La feria de este año, caracterizada por la «concentración editorial», también deja espacio «a pequeños editores especializados que poco a poco se han ido haciendo un hueco en el mundo del libro», continúa De los Reyes. En la presente edición hay trece puestos, tres más que el año pasado, así como «tres editores, dos privados y uno público», indica. Este crecimiento, según el presidente de la Asociación de libros, Héctor Monterrubio, supondrá una «mayor oferta y un catálogo de productos más amplio».

Juan Párix fue el primero en arriesgarse, en arrojarse a la ‘piscina’ sin saber si contenía agua o no. El impresor alemán ha pasado a la historia como la primera persona en imprimir libros en España hace seis siglos, y lo hizo con el ‘Sinodal de Aguilafuente’ (1472).

«¿Por qué un libro tiene que ser gratuito para el que puede pagarlo?», lamenta el escritor

«No nos caracterizamos por pisar una librería, y de bibliotecas ya ni hablamos», lamenta el pregonero, quien hizo un llamamiento a los ciudadanos para incitarles a leer: «Mucha gente no se atreve a pisar una librería, pero eso tiene que cambiar».

El precio de los libros vuelve a estar sobre la mesa de debate. «¿Por qué un libro tiene que ser gratuito para el que puede, y debe, pagarlo?», se pregunta De los Reyes. «De esta manera se pierde su valor», continúa. A lo largo de los diferentes puestos de la feria hay libros «de todos los precios y condiciones».

Además. el coste que tienen que pagar los libreros por la caseta durante los diez días ronda los 600 euros, una cifra que se mantiene con respecto a 2015, aunque el presidente reconoce que es un coste «alto» para los libreros. «Si hoy tener un negocio es una aventura, mucho más lo es regentar una librería». Así, De los Reyes elogia el trabajo de los profesionales del sector y les anima a «continuar con su gran labor». Risueño y elegante, Fermín de los Reyes resta importancia a su nombramiento como pregonero: «El protagonista de la Feria es el libro, pero éste no existiría sin la labor del librero, el editor, el lector, el autor y el distribuidor», dice emocionado. Mientras el sol cae, la calle se llena de gente. Unos curiosean libros; otros, sin embargo, pasan de largo.

Fotos

Vídeos