El reparto de 2,3 millones para obras divide a asociaciones de vecinos y grupos políticos

Reunión del consejo sectorial de Participación Ciudadana. /El Norte
Reunión del consejo sectorial de Participación Ciudadana. / El Norte

El equipo de gobierno presenta 65 proyectos en el consejo de Participación, con un plan de asfaltado de 660.000 euros

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El resultado de la reunión del consejo sectorial de Participación Ciudadana satisface al equipo de gobierno, pero ha causado la división de las asociaciones vecinales y las críticas de la oposición. La alcaldesa, Clara Luquero, el concejal de Urbanismo, Alfonso Reguera, y los responsables de Participación, Andrés Torquemada, y Obras, Paloma Maroto, presentaron a los miembros del foro la propuesta de obras a realizar con los 2,3 millones de euros de remanentes de tesorería, de los que 660.000 euros están previstos para el plan de asfaltado de este año; un total de 65 actuaciones para arreglar los pavimentos de muchas calles, y en un buen porcentaje con la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento incluida.

Las obras propuestas, explicó ayer la alcaldesa, corresponden a las demandas de las asociaciones de vecinos y a las que los técnicos de Urbanismo y Obras consideran una prioridad para ejecutar este año, con la idea de iniciar ya la contratación de todas ellas. «Son necesidades básicas de los barrios, y al consejo fuimos con la idea de que los vecinos presentaran sus propuestas para debatirlas, porque lo que han planteado los técnicos son las necesidades detectadas, no habría problema en sustituir alguna obra por otra», comento Luquero.

Sin embargo, algunos representantes vecinales pretendían presentar propuestas de otro tipo de proyectos, más de futuro, como por ejemplo acondicionar un espacio como recinto ferial. Y otros consideraron que no estaban facultados para hacer propuestas de reparto, dado «lo que nos imponía», como indicó un responsable de Nueva Segovia, pues aparte de que en su barrio habrían preferido otras obras no le gusto que los vecinos estuvieran «divididos», con «la Federación de Barrios Incorporados y Santa Eulalia frente a los demás».

Para la alcaldesa es obvio que «quien tiene la responsabilidad de gobernar es el equipo de gobierno», si bien comentó que «no se votó ninguna otra propuesta porque nadie la hizo», y tampoco consideraron su planteamiento de que los miembros del consejo estudiaran las del equipo socialista para discutir posibles cambios en una nueva reunión dentro de unos días. Luquero dio por bueno el ejercicio de responsabilidad» que se deduce de las posturas vecinales, y expresó su compromiso de que en otras reuniones puedan debatirse propuesta «a futuro, a medio plazo».

En el listado de obras propuestas están las dos fase para renovar el pavimento de Padre Claret, todo el plan de asfaltado, actuaciones en el aparcamiento de José Zorrilla, en la Casa de la Lectura y, en resumen, las vías principales más deterioradas y afectadas por las inclemencias del tiempo.

Sin embargo, para el grupo municipal del PP esta reunión del consejo fue fallida. «Intentaron hacer un consejo vecinal en clave electoral y victorioso y les ha salido el tiro por la culata», declaró su portavoz. Raquel Fernández incidió en que «el PSOE volvió a disfrazar de participación algo que no lo es», con una «propuesta cerrada» que conducía a «una confrontación vecinal». A su juicio, es en el presupuesto «donde se debe dar respuesta a las necesidades de los barrios», y luego «ejecutarlo» en lugar de gastar «en el CAT y el pago de sentencias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos