El paro ignora la Navidad y estropea la despedida a 2017

Edificio de la tesorería de la Seguridad Social en Segovia. /Ical
Edificio de la tesorería de la Seguridad Social en Segovia. / Ical

En diciembre la cifra de parados bajó en Segovia solo en cuatro personas, por lo que el curso pasado acabó con 7.866 desempleados

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La creación de empleo en Segovia se ha desinflado. Desde agosto, las cifras sobre parados que publica el Gobierno central no han hecho sino corroborar un frenazo. Tras cuatro meses consecutivos de aumento de las personas apuntadas en las oficinas de trabajo, diciembre no ha sido precisamente un periodo para confiar en un cambio de tendencia.

La estacionalidad apenas ha influido en los datos. Las contrataciones en comercio y hostelería fundamentalmente no han sido suficientes. El paro en el último mes del año 2017 descendió en cuatro personas. Paupérrimo e insuficiente para pensar en una recuperación consistente del camino desandado a partir del verano. El ejercicio que se acaba de despedir echó el cierre con 7.866 parados en Segovia.

Los cinco últimos meses del año han estropeado las estadísticas que aupaban a la provincia como una de las punteras en España en cuanto a la generación de empleo en el último año. Poco a poco ha ido cediendo terreno en comparación con otros territorios. La variación interanual, al final, se ha quedado en una reducción del paro del 9,43%. Es decir, este 2018 empieza con 819 parados menos que con los que inició su andadura 2017.

A pesar de esa alicaída recta final del curso, la caída relativa del paro en Segovia en el último año es superior a la media regional (-8,53%) y a la bajada experimentada en el conjunto de España (-7,84%).

Por sectores de actividad, la agricultura y sobre todo la construcción han sido los que peor comportamiento han tenido en diciembre, con aumentos de la cifra de desempleados de 60 y 72 personas, respectivamente. Por su parte, los trabajos generados en la industria y en el ámbito de los servicios han compensado la pérdida de empleo hasta situar el balance global del último mes del año en esos cuatro parados menos en la provincia.

59.932 cotizantes

La pérdida de fuelle en la contratación se nota también en los datos que marcan la evolución de la afiliación a la Seguridad Social. El año pasado terminó con 59.932 cotizantes en el cómputo total del sistema. De ellos, 14.576 son trabajadores autónomos.

En diciembre se registraron 457 bajas, lo que equivale a un descenso de la afiliación del 0,76%. Sin embargo, en la comparación interanual, la Seguridad Social consigue ganar afiliados en la provincia, en concreto 1.933 más a lo largo de doce meses, lo que representa un aumento anual relativo del 3,33%. Por ver el vaso medio lleno, Segovia es el territorio de la comunidad donde el más creció la afiliación a lo largo del último año.

«La provincia es la que experimentó en la región un mayor aumento de la afiliación en 2017»

La contratación indefinida cerró el curso pasado con una caída de 148 vinculaciones fijas hasta situarse en 337. El descenso está por encima del 30,5%. Pese a ello, la variación interanual es positiva, de 38 contratos, lo que equivale a un incremento del 12,7%, que se sitúa en torno a la subida media regional.

Los contratos temporales también disminuyeron en diciembre. El año 2017 se fue dejando 4.887. Son 778 menos que en noviembre, lo que representa una bajada del 13,7%. En el cómputo anual este tipo de contratación aumenta en 489, que es un 11,1% más que las cifras con las que se despidió 2016, lo que casi triplica la subida media en la comunidad. La contratación temporal equivale al 92% de las colocaciones que se han formalizado en la provincia durante los últimos doce meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos