Récord de manteos para venerar a la Virgen de la Fuencisla

Un grupo de aguederas de Nava de la Asunción. /Antonio Tanarro
Un grupo de aguederas de Nava de la Asunción. / Antonio Tanarro

Cerca de 450 aguederas procedentes de toda la provincia se reúnen en Segovia para la tradicional ofrenda a la patrona de la capital

E. ESTEBANSegovia

Las mujeres segovianas sienten devoción por la Virgen de la Fuencisla. Un año más, aguederas de los barrios de Segovia y de los pueblos de alrededor han vestido los manteos y monteras en la mañana del domingo para celebrar la tradicional ofrenda a la patrona de la ciudad. Cada año que pasa, ha asegurado Cristina Olaya, una de las organizadoras de este evento, del barrio de Santo Tomás, «la participación y devoción es mayor». Como prueba de ello, este año la asistencia ha sido «masiva», la más numerosa en la última década. «Desde que yo colaboro con la organización, desde hace nueve años, no había visto nada igual. Hemos batido récord de participación; la gente se lo pasa bien y sigue viniendo».

Habían quedado a las doce. Poco a poco fueron llegando a la plaza del Azoguejo, con manteos de diferentes colores y «gran variedad» de jubones. Alguna, además, con la montera de alcaldesa. Las aguederas de toda la ciudad y de más de una decena de pueblos fueron reuniéndose para iniciar la marcha hasta el Santuario de la Fuencisla, pero no salieron hasta la una menos cuarto. No había prisa; era el momento de repartir pastas entre los asistentes y saludar a mujeres conocidas en ediciones anteriores. «Es como una fraternidad. Vamos conociendo cada año a gente nueva y eso es lo más importante», ha subrayado Olaya.

Mes de mayo, mes de las flores. Han pasado 23 años desde que una vecina del barrio de San Lorenzo, Magdalena Sanz, congregara por primera vez a las aguederas de Segovia con la «única intención» de que un día al año acudieran a venerar a la Virgen de la Fuencisla, en romería desde el Acueducto al santuario. Desde entonces, se ha convertido en una cita ineludible para toda águeda segoviana. «Entregamos flores blancas a la Virgen para que esté guapa», ha añadido Olaya. «Es momento de encuentro en el que pesar la tradición. Es especial porque las mujeres salen a la calle, toman el espacio público, lo llenan de alegría y, además, estamos reivindicando nuestra alegría», ha subrayado la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero.

En esta romería hacia el Santuario de la Fuencisla, han tomado parte todas las asociaciones de la ciudad, así como águedas de Torrecaballeros, Nava de la Asunción, La Granja, El Espinar, San Rafael, Aldeanueva del Codonal, Sacramenia, Abades, Otero de Herreros, La Estación, Cantimpalos y Cuéllar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos