«La recomendación para una persona adulta sana es beber ocho vasos de agua al día»

Jesús García (Aquona), Jaime Rojas (El Norte) y la doctora Cristina Abreu. /A. de Torre
Jesús García (Aquona), Jaime Rojas (El Norte) y la doctora Cristina Abreu. / A. de Torre

La doctora Cristina Abreu subraya en el Foro del Agua de El Norte los beneficios de hidratarse

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

«¿Del grifo o embotellada? Lo importante es beber agua, y que sea blanda, es decir, que carezca de solutos, porque el consumo de aguas duras debe limitarse. En Segovia, el agua es blanda y, por lo tanto, puede consumirse del grifo sin problema. En general, el consumo de agua del grifo en España es muy seguro y prácticamente no existen diferencias con el agua embotellada en cuanto a la composición química. Los controles que se realizan sobre el agua potable son muy exhaustivos, tan severos y rigurosos como los aplicados sobre las aguas embotelladas».

Fotos

La doctora Cristina Abreu, endocrina y nutricionista en el Complejo Asistencial Hospital de Segovia, subrayó ayer los beneficios para la salud de una correcta hidratación. Lo hizo en el transcurso del Foro del Agua, organizado por El Norte de Castilla con el patrocinio de Aquona y la colaboración del Ayuntamiento de Segovia y del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente. Abreu, que estuvo acompañada por el director de Aquona, Jesús García, y el delegado de El Norte, Jaime Rojas, se refirió al agua como «elemento esencial para mantener nuestras vidas y la del resto de seres vivos». «Aunque es un elemento muy abundante en nuestro planeta, la cantidad de agua dulce existente es muy limitada, solo el 6%. Su cuidado y conservación es fundamental para el consumo, la producción de alimentos y el uso industrial. En periodos de sequía como el que vivimos en la actualidad es preciso concienciarse, más si cabe, de que el agua es una verdadera joya», añadió la doctora, especialista en Endocrinología por la Clínica Universidad de Navarra.

Según Cristina Abreu, el preciado elemento es «fundamental» para el correcto funcionamiento del organismo, además de componente mayoritario en el cuerpo humano. Un lactante está formado por un 70% de agua, un adulto varón por un 55% (46% en el caso de una mujer en el mismo intervalo de edad). «El reconocimiento de la importancia de una hidratación correcta, adecuada, se ha incrementado en los últimos años, pero ha sido a partir de este siglo cuando esta área de la nutrición ha cobrado un protagonismo muy justificado. Nuestro organismo no es capaz de fabricar el agua que necesita, ni almacenarla en cantidades suficientes. Por eso es tan importante su consumo regular», aseguró Abreu, que aconseja ingerir ocho vasos al día: «La recomendación para una persona adulta sana es un consumo de entre dos y dos litros y medio al día, cantidad que equivale a esos ocho vasos. Pero la estimación de las necesidades es compleja, pues depende de factores tanto endógenos (edad, sexo..) o exógenos (temperatura y humedad ambiental, altitud, dieta...). El agua potable puede ser consumida sin restricción alguna para beber o preparar alimentos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos