La Real Fábrica de Cristales pone rumbo a Estados Unidos

Área de producción de lámparas en la Real Fábrica de Cristales de La Granja. /Antonio de Torre
Área de producción de lámparas en la Real Fábrica de Cristales de La Granja. / Antonio de Torre

La presencia en la Feria de Diseño de Nueva York ha abierto la puerta a negocios con empresas norteamericanas

CÉSAR BLANCOSegovia

El Tribunal de Cuentas advertía en uno de sus recientes informes fiscalizadores de la gestión del patrimonio inmobiliario utilizado por las fundaciones del sector público estatal correspondiente a los ejercicios 2014 y 2015 que el Centro Nacional del Vidrio (CNV) «no había facilitado un plan estratégico bianual, ni este Tribunal ha tenido constancia de que la fundación haya cumplido con dicha obligación, que en el presente caso resulta relevante considerando que el inmueble precisaba de importantes reformas». El edificio al que se refiere no es otro que el de la Real Fábrica de Cristales de La Granja.

Pues bien, el patronato reunido ayer abordó esta y otras cuestiones cruciales para el devenir de la institución. El futuro no estaba amenazado, afirma la directora gerente de la Fundación Centro Nacional del Vidrio. Blanca García Agulló recuerda que ya se han venido ejecutando obras de consolidación en el inmueble, declarado Bien de Interés Cultural hace veinte años y construido en el siglo XVIII. Pero mejor prevenir que curar, que reza el dicho. En los últimos años se han llevado a cabo obras de reforjado en una de las cúpulas, también está presente la restauración de otras, además de los trabajos que se efectuaron de rehabilitación de las cubiertas de la Real Fábrica de Cristales.

Inversión limitada, pero...

Por lo tanto, «ya se han realizado antes unas obras de mínimos para que no hubiera riesgo para integridad de las personas», confirma la directora gerente. El patronato va a dar cumplimiento al requerimiento del Tribunal de Cuentas y ha propuesto un plan director. Blanca García esboza unos plazos para este documento «vital» de cara al futuro de la institución, ya que va a «pautar» los pasos a dar con el punto de mira puesto en el «reaprovechamiento de espacios» que se quiere acometer para mejorar la operatividad y actividad del centro.

En el fondo, será el tutorial en el que se fijarán los objetivos para luego evaluar el grado de cumplimiento, que es a grandes rasgos lo que le pedía el Tribunal de Cuentas. Según la responsable de la fundación, subyace la necesidad de «hacer una puesta al día, actualizar y hacer un lavado de cara» de las diferentes piezas que encajan para dar forma y contenido al Centro Nacional del Vidrio. Así, además de la producción también incluye la escuela superior y el museo tecnológico.

Mercados internacionales

Blanca García calcula que el coste del plan director es de unos 65.000 euros, aunque luego han de venir las inversiones del Ministerio de Cultura, que ya ha anticipado que «serán ilimitadas en función de las decisiones que se adopten en el propio plan director». La voluntad de la institución es que antes de finales de año pueda salir a concurso para su posterior adjudicación.

Mientras se avanza en la consecución de este «eje principal» de la actividad de la fundación, la directora gerente desvela el protagonismo acaparado por algunos de los artículos exclusivos con los que la Real Fábrica de Cristales de La Granja ha acudido a la Feria de Diseño de Nueva York. Este escaparate internacional ha abierto la puerta a posibles negocios con empresas norteamericanas. La directora gerente pone de relieve la existencia de contactos avanzados con clientes estadounidenses que espera que fructifiquen próximamente en acuerdos comerciales y, por ende, en nuevas fuentes de ingresos.

Un informe del Tribunal de Cuentas advertía de la falta de un proyecto estratégico

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos