Raquel Fernández (PP) culpa a Clara Luquero del «desastre» del transporte urbano

Autobús urbano. /A. T.
Autobús urbano. / A. T.

La portavoz municipal exige medidas hasta la entrada en vigor del nuevo contrato

EL NORTESegovia

«Si el gobierno de Clara Luquero, como era su obligación, hubiera tramitado a tiempo el nuevo contrato del transporte urbano en lugar de con casi dos años de retraso, hoy no tendríamos que estar hablando de autobuses estropeados, líneas en las que no se han podido hacer viajes o de que no haya funcionado la línea 9 porque se ha tenido que recurrir al microbús de esta línea para que la 6 pudiera hoy estar operativa, ya que no había más autobuses. Es decir, todo un desastre y algo que lamentamos profundamente pues al final los que acaban pagando las consecuencias son los ciudadanos».

Son palabras de la portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Raquel Fernández, que ayer pidió a la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, que incremente el mantenimiento del servicio de autobuses urbano hasta la entrada en vigor del nuevo contrato.

«Lo que ocurre es una prueba más de la falta de previsión del gobierno municipal socialista y de la nefasta gestión que ha rodeado todo el proceso de renovación del transporte público, pues todavía faltan varios meses para poder tener los nuevos vehículos en funcionamiento y hasta entonces tendrán que estar circulando los actuales, con lo que ello supone ya que cada día que pasa aumenta su deterioro y con ello la posibilidad de sufrir averías», añadió Fernández.

El PP ha exigido a la alcaldesa que ponga en marcha las medidas necesarias para que el transporte urbano no se resienta, «lo que pasa por tener vehículos de reserva, incrementar el mantenimiento de la actual flota o cuidar detalles como la limpieza de las paradas o la actualización de la información en las mismas», sugiere la portavoz del grupo municipal.

« No se puede permitir que suceda lo que ha pasado estos días, que nuestros vecinos se encuentren que no llegan a sus trabajos o a su destino porque hay viajes que no se han podido realizar o que se deje de prestar servicio en una línea y sin avisar, porque no hay más remedio que utilizar su autobús para otra». Los populares entienden que no es normal que un servicio público tan utilizado y tan necesario para una ciudad, esté bajo mínimos. «Volvemos a insistir: el gobierno municipal socialista falla en la gestión del día a día», subraya Raquel Fernández.

Fotos

Vídeos