Los pueblos de Segovia bajan más de un 5% el gasto de fiestas

La juventud acapara el protagonismo en las fiestas patronales de Cantalejo.
La juventud acapara el protagonismo en las fiestas patronales de Cantalejo. / El Norte

La disminución afecta sobre todo a la oferta musical y a los espectáculos taurinos

EVA ESTEBANSegovia

Va a costar y nunca mejor dicho– volver a alcanzar los niveles de jarana anteriores a los años en los que la crisis financiera generalizada dejaron a las arcas municipales sumidas en una profunda depresión inversora. Antes del castigo económico, la competencia entre localidades se batía en los escenarios que pisaban las mejores orquestas o en al arena de los carteles taurinos para lucir el hierro más cotizado o los nombres de escalafón más elevado. Aunque los principales ayuntamientos de la provincia afrontan sus fiestas patronales con unas partidas algo más holgadas que durante los años anteriores, las secuelas de la recesión económica continúan apretando cinturones y cortando las alegrías presupuestarias.

Tras el tijeretazo que recortó a la casi la mitad los proyectos contables de muchos pueblos segovianos, las actividades con las que la mayor parte de la geografía provincial rendirá este verano culto a los respectivos patrones contarán con una disminución económica de entre un 5% y un 10% menos que en el ejercicio anterior. Así que todavía se fían lejanas las cifras que manejaban hace, por ejemplo, ocho años.

Paco Ureña o Curro Díaz

Es el caso, de Cantalejo, que para esta edición ha reservado cerca de 300.000 euros con destino a sufragar sus festejos en honor a Nuestra Señora de la Asunción y San Roque, lo que supone un 5% menos que el año anterior. Máximo San Macario, alcalde briquero, explica que se trata de una medida «necesaria» dados los. Todas las áreas han sufrido recortes, pero los festejos taurinos vuelven a acaparar la mayor parte de la partida presupuestaria con 210.000 euros, «20.000 menos que el año pasado», afirma San Macario, pero de los cuales «recuperarán 110.000 euros», continúa.

Este año, además, contarán con «torerazos» como Curro Díaz o Paco Ureña para los eventos taurinos, como confirmó el regidor.

Con Cantalejo ‘compite’ cada año por calendario festivo la villa de Coca. Al igual que la primera, verá reducida la partida presupuestaria «entre un 5% y 10%», ascendiendo a «cerca de los 100.000 euros» la cuantía dedicada a las celebraciones patronales, apunta Luis Sanz, concejal de Cultura y Festejos de la localidad. Aunque se han reducido costes en todas las áreas, la partida destinada a los acontecimientos taurinos será importante: «Sobrepasará los 30.000 euros» sin «suprimir eventos» e incorporando alguna novedad como «una becerrada para una cuadrilla del pueblo», confirma Sanz.

La apuesta cuellarana

Las orquestas se mantendrán como el gasto más elevado dentro del programa, así como los populares fuegos artificiales en las proximidades del Castillo de Coca, que suponen «la parte más importante dentro del presupuesto», precisa el concejal de Cultura. El tradicional y distintivo encierro de toros de fuego también sufre las secuelas, descendiendo de diecisiete a diez la cantidad de reses.

Los ayuntamientos intuyen que será difícil que se alcancen los niveles previos a la crisis

El endeudamiento de Cantalejo, por el que paga 400.000 euros anuales, obliga a apretarse el cinturón

Si hay un pueblo que profesa devoción por el toro y todos sus rituales populares es Cuéllar. Aquí, la partida presupuestaria se mantendrá en torno a los 300.000 euros y se seguirá la misma línea que en años anteriores. El alcalde de la villa, Jesús García Pastor, asegura que se hicieron verdaderos esfuerzos para mantener la partida y no escatimar gastos en unas jornadas «que esperan todos los vecinos y especialmente el sector de la hostelería, a los que sirve para cuadrar cuentas con el resto del año.

La conservación más o menos intacta de esta asignación se ha convertido en una de las prioridades del equipo de gobierno municipal de Cuéllar se trata de hacer encaje de bolillos con el dinero municipal para intentar satisfacer el gusto y la tradición de los cuellaranos. Por ello, este año.

Cuéllar mantiene los cinco encierros y los seis días de fiesta, con un presupuesto de unos 300.000 euros

Con este pedigrí taurino, siendo los encierros más antiguos de cuantos se corren en España, es lógico que el grueso del presupuesto se lo lleven los gastos aparejados a los espectáculos taurinos. La gestión de la plaza es municipal, por lo que aunque el gasto en toros es grande, los beneficios del coso repercuten en las arcas locales. El gasto de este año en lo relativo a astados y toreros es prácticamente igual al del curso pasado, como lo es el importe que se asignará a otros atractivos festivos como los fuegos artificiales.

Respecto a las orquestas, la partida aumentará un poco puesto que el espectáculo de Los 40 Principales que se venía celebrando la noche del sábado apenas tenía coste y en esta próxima edición será sustituido por una macrodiscoteca, manteniendo el resto de orquestas de gran formato como Cañón o Pikante, que, al igual que el año pasado, estarán presentes en las fiestas de la villa.

Un día más en el Real Sitio

Municipios como El Real Sitio de San Ildefonso, que rinde devoción festiva a San Luis este mes, «mantendrá su presupuesto incrementando y fomentando la participación», confirma el alcalde José Luis Vázquez. Al igual que en Cuéllar, el Ayuntamiento granjeño reserva «un presupuesto similar a otros años» en lo relativo a los festejos taurinos ya que, tal y como afirma el regidor, es «algo indispensable dentro de la localidad».

La partida destinada a las citas con los toros ascenderá a «más de 30.000 euros». Los responsables municipales confían en que «pueda seguir manteniéndose durante los próximos años». Un hecho que el alcalde ve «poco probable» es incrementar la partida para el próximo curso. Este año, además, celebrarán un día más de fiesta «porque el calendario lo impone», matiza José Luis Vázquez, quien deduce la inclusión de «más actividades por el mismo precio».

Fotos

Vídeos