El PSOE, solo en la solución a los contratos de los aparcamientos

Alfonso reguera, portavoz del PSOE, expone la posición de su grupo en el asunto de los aparcamientos subterráneos. /Antonio Tanarro
Alfonso reguera, portavoz del PSOE, expone la posición de su grupo en el asunto de los aparcamientos subterráneos. / Antonio Tanarro

El equipo de gobierno aprueba el acuerdo para reequilibrar la concesión de Padre Claret y consignar 3,6 millones para liquidar el de José Zorrilla

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Los argumentos que expuso el portavoz del grupo socialista, Alfonso Reguera, no convencieron a ninguno de los grupos de la oposición. La solución propuesta para resolver los problemas suscitados por los contratos de los aparcamientos de Padre Claret (el requilibrio económico de la concesión) y de José Zorrilla (la liquidación) salió adelante el pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de Segovia, pero con los votos a favor solo del equipo de gobierno. En el primer caso, la propuesta tuvo en contra los votos de los concejales del PP, UPyD-Centrados en Segovia e Izquierda Unida, pero pudo aprobarla con la abstención de las dos concejalas de Ciudadanos; en el segundo, bastó con que toda la oposición se abstuviera.

Reguera trató de exponer las dos propuestas como salidas razonables a los problemas suscitados por las reclamaciones de las empresas concesionarias. Pero los grupos de la oposición, con argumentos dispares, reprocharon en ambos casos al equipo de gobierno la gestión realizada y el contenido de los contratos para motivar su voto.

Acuerdo extrajudicial

Respecto al acuerdo con la empresa Isolux-Corsan para el reequilibrio económico de la concesión en el aparcamiento de Padre Claret, que supone una compensación por valor de 3 millones de euros al ampliar el periodo concesional, eximir a la empresa del canon anual y asumir el Ayuntamiento las obras necesarias para mantener en buen estado el pavimento, todos los grupos fueron críticos con la actuación del equipo socialista y con la redacción del contrato que se aprobó en su día.

Toda la oposición cuestionó que el contrato incluyera una cláusula que condicionaba la rentabilidad del aparcamiento a que se adoptaran medidas para restringir el tráfico y que el equipo socialista no la hubiera cumplido, aunque Reguera replicó que sí se habían adoptado algunas medidas y que para adoptar una restricción de mayor calado sería necesaria una mayoría amplia, mientras que ahora el PSOE está en minoría.

Raquel Fernández, portavoz del PP, señaló que la concesionaria es también la adjudicataria del subterráneo de Los Tilos, contrato en el que también está de por medio la liquidación, y «al final uno incide en el otro y perjudica a los segovianos», a pesar de que Reguera insistió en que el acuerdo evita la vía judicial. Según reconoció el portavoz socialista, es verdad que con la nueva ley de contratos de las administraciones públicas, las concesiones son «un chollo para el contratista» porque ha desaparecido la contratación a riesgo y ventura, pero insistió en que si no se aprobaba la propuesta la única vía que queda sería la judicial, «y ya se sabe lo que puede pasar». Aparte de que el equipo de gobierno, manifestó Reguera, defiende «los intereses de los ciudadanos con absoluta dignidad».

Reserva en el presupuesto

La consignación de 3,6 millones de euros como reserva para la liquidación del contrato del aparcamiento de José Zorrilla con Collosa-Pigsur tampoco tuvo más votos favorables que los de los socialistas. La propuesta al pleno consistía en una modificación presupuestaria para disponer de 2,5 millones de euros a sumar a la cantidad ya presupuesta, la mayor parte procedente de remanentes no utilizados en gastos e inversiones.

Reguera trató de que la oposición atendiera a su argumento de que este aparcamiento se hizo durante el mandato de López Arras, sustentado por el PP y con una empresa «muy vinculada a la Junta y a Jesús Merino», un aparcamiento «de barrio» que no tenía sentido con plazas de rotación. Y también que los demás grupos reconociesen que «gobernar es aceptar desaciertos y es el PSOE el que tiene que solucionar lo que no soluciona nunca el PP».

Pero ni uno ni otro argumento fueron aceptados por la oposición. Al contrario, al justificar su abstención, el portavoz de IU, Ángel Galindo, criticó la «actitud chantajista de la empresa», pero insistió en que es necesario «hacer una reflexión sobre la necesidad de aparcamientos en la ciudad», que a su juicio «queda desacreditada». Y por eso criticó que se siga dejando abierta la opción de construir el de Los Tilos.

Los demás portavoces incidieron en que el equipo de gobierno podía haber hecho algo más para evitar que la concesionaria decidiera resolver el contrato, como imposibilitar que se aparcara en el espacio del antiguo Regimiento. El del PP en este asunto, Javier Encinas, comentó que su grupo se abstenía porque «hay una sentencia judicial que hay que cumplir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos