La prueba toxicológica exculpa a cinco segovianos de agresión sexual a una joven americana

Fachada del Palacio de Justicia. / El Norte

El Juzgado número 3 archiva la denuncia

QUIQUE YUSTE Segovia

El Juzgado número 3 de Segovia ha archivado la denuncia contra cinco jóvenes segovianos por una presunta agresión sexual colectiva a una joven estadounidense. La jueza ha decidido el archivo tras conocer el resultado de los análisis toxicológicos, una de las pruebas que se solicitaron, que han resultado negativos, es decir, no se han detectado sustancias que pudieran haber mermado la voluntad de la joven denunciante, de 21 años.

Más información

Los cinco investigados declararon en el juzgado el pasado mes de mayo. Ninguna de las partes solicitó la adopción de medidas cautelares contra alguno de los jóvenes, por lo que la jueza tampoco decidió ninguna actuación preventiva. Sí fueron solicitadas más diligencias previas que aportaran luz sobre algunos detalles de la instrucción judicial abierta, a la espera de los resultados de las pruebas toxicológicas.

Cabe recordar que, según el testimonio de una compañera de piso de uno de los investigados, vio a éste echar alguna sustancia en la bebida de otra chica en la noche anterior a la de los hechos denunciados por la joven estadounidense. De ahí que hubiera otro proceso abierto por un posible delito contra la salud pública que involucraría a uno de los cinco declarantes y a otro joven, que, en un principio, no tuvo que acudir a prestar declaración. Tanto la joven americana como la otra chica que pudo haber ingerido involuntariamente una droga que anulara o mermara su voluntad se sometieron a las pertinentes analíticas, que en el caso de la primera han resultado negativas. Contra la decisión de archivo cabe la interposición de un recurso en el plazo de cinco días.

Según el relato de la denunciante, los hechos ocurrieron en la madrugada del 22 al 23 de abril, en un domicilio de la capital en el que reside uno de los investigados. Una residente en ese piso también denunció a este joven con el que vivía por un supuesto delito contra los derechos de los trabajadores, por otro contra la salud pública y por agresión sexual. Tras prestar declaración, el juzgado dictó contra él un alejamiento de quinientos metros y la personación periódica en los tribunales.

Abandonó Segovia

Este último caso no tiene nada que ver con el de la joven norteamericana, precisaron los abogados. La estudiante de Minnesota abandonó Segovia tras la interposición de la denuncia, según confirmó en su día uno de los letrados de la defensa, quien argumentó que la conformidad de la estadounidense con las relaciones sexuales que tuvieron lugar estaba respaldada porque no se apreció ningún signo de violencia y porque en el vídeo grabado durante los hechos, «se ve claramente que es consentido». También algún testimonio de personas presentes en la casa aquella noche iba en esta misma dirección.

Fotos

Vídeos