El presupuesto de Cuéllar para 2018 reserva 239.552 euros para inversiones

Calle Palacio, arreglada y adoquinada en abril, en Cuellar./M. R.
Calle Palacio, arreglada y adoquinada en abril, en Cuellar. / M. R.

Las principales partidas se destinarán al asfaltado de calles, modificaciones de las normas urbanísticas y la reforma de vestuarios del pabellón

MÓNICA RICOCuéllar

El equipo de gobierno presentó ayer a los grupos de la oposición su propuesta de presupuesto para el año 2018, que baraja unas cifras similares al documento del año pasado, con una cifra de ingresos y gastos superior a los 7,5 millones de euros, de los que 239.552 euros se destinan al capítulo de inversiones. Ese dato, según destacó el alcalde de la villa, Jesús García, es lo que permite la regla del gasto, y supone un incremento de unos 24.000 euros en relación con el ejercicio anterior.

El primer edil destacó que una vez que se realice la liquidación del ejercicio actual, se determinará si hay que tomar o no alguna medida, respecto al previsible incumplimiento de la regla del gasto en este 2017, pero que ello no impide para nada la puesta en marcha del presupuesto. García también destacó que el documento se aprueba antes de finalizar el ejercicio, tal y como viene ocurriendo en los últimos años e informó de algunas de las principales partidas que se incluyen en el capítulo de inversiones, como 46.500 euros para el asfaltado de las calles Brasil, Canteras y Colombia; 44.588 euros para modificaciones de normas urbanísticas; o 38.000 euros para la reforma de vestuarios en el pabellón y la creación de otros nuevos.

El presupuesto también incluye una partida de 15.865 euros para la adquisición de terrenos urbanos no consolidados. Son parte de los terrenos que el Ayuntamiento comprará para poner a disposición de Unión Fenosa, con el fin de que la empresa construya en el lugar una nueva subestación, tras lo cual se desmantelará la actual, situada en el casco urbano.

Asimismo aparece una partida de 19.600 euros para la compra de equipos informáticos; otra de 12.850 euros para ejecutar obras de mejora en la calle San Esteban; 12.000 euros para la adquisición de una vivienda en San Esteban, junto al arco de San Andrés; 11.000 euros para la redacción del proyecto de aceras de varias calles en el barrio de San Gil; o 10.000 euros para la adquisición de maquinaria para los servicios municipales. Una cantidad similar, de 10.000 euros, se ha consignado para la reparación de la cubierta de un edificio en Fuentes de Cuéllar. Se trata de las antiguas escuelas, donde, debido al mal estado de la iglesia de la localidad, en la actualidad se celebran las eucaristías y actos litúrgicos. El edificio tiene problemas en su cubierta, por lo que ésta se desmontará, se colocarán nuevas tablas, se realizará un proyectado, impermeabilización y se volverá a colocar la teja.

Por último, existen otras partidas menores para adquisición de viviendas de la Junta de Castilla y León, un torno para las murallas, la iluminación de La Magdalena o el cambio de arena de la depuradora de la piscina.

El alcalde aseguró que, tras este listado de inversiones, aún quedan muchas actuaciones que estaban pendientes de incluir en el capítulo de inversiones, pero como «el presupuesto está vivo a lo largo de todo el año», mostró su intención de que se puedan realizar durante los próximos meses, una vez que se realice la liquidación del ejercicio actual y se conozca el superávit con el que cuenta el Ayuntamiento, que, según admitió, «será menor que en ejercicios anteriores debido a las muchas inversiones que hemos llevado a cabo dentro del actual». Afirmó que existe un listado de actuaciones que se quieren incorporar con el superávit como las obras en las aceras del barrio de San Gil.

Según García, el presupuesto, un año más se ha ejecutado teniendo en cuenta el comportamiento de las distintas partidas dentro del ejercicio, por lo que la intervención municipal lo ha realizado teniendo en cuenta los gastos de este año y ha realizado las previsiones en función de los mismos. Asimismo apuntó que no se ha realizado ninguna consignación extraordinaria sobre los salarios de los funcionarios, a la espera de conocer el presupuesto del Estado. Sin embargo. aseguró que en la partida de personal existe «un cierto margen para poder hacer frente a la cuantía sobre el porcentaje de subida que el gobierno establezca».

Deuda

Respecto a los gastos financieros, para 2018 se establecen más de 20.000 euros de intereses y 411.528 euros en el capítulo de amortización. Se espera que a final del año la deuda del Ayuntamiento se sitúe en poco más de 2,6 millones de euros, lo que supone un nivel de endeudamiento del 34,7% con relación a los recursos ordinarios, mientras que la legislación permite hasta el 75%. En este sentido, el alcalde apuntó que en ocasiones en Cuéllar este dato aumentó por encima del 120%.

Asimismo aseguró que la principal parte de la deuda es un préstamo hipotecario sobre las viviendas de Niñas Huérfanas, y otra parte sobre el préstamo de los terrenos de Ronda de San Bartolomé. Con ello, el Consistorio cuenta con un activo inmobiliario patrimonial cuyo valor supera la deuda del Ayuntamiento, según el primer edil, si existiese demanda de vivienda, la deuda del Ayuntamiento quedaría a cero y sus cuentas totalmente saneadas.

«Sociales y solidarios»

Los presupuestos de Cuéllar para 2018, que previsiblemente serán aprobados la próxima semana por el Pleno, se caracterizan por la intención del equipo de gobierno de que sean «sociales y solidarios» Así lo afirmó el alcalde, Jesús García, que recordó que por sexto año consecutivo el Ayuntamiento congelará las tasas e impuestos, a pesar de la existencia de una reducción importante de ingresos en distintos apartados, como en el IBI, debido a gran cantidad de cambios de terrenos urbanos a rústicos o las plusvalías, que de momento se encuentran paralizadas y supone una reducción de ingresos de 131.000 euros.

El alcalde recordó que está pendiente la participación de tributos del Estado, que en los próximos meses de mayo o junio cerrará la liquidación de 2016, en la que se espera contar con un incremento, puesto que ha habido mayor actividad económica, «lo que conlleva una mayor recaudación por parte del gobierno central, lo que luego repercute en beneficio de todos los Ayuntamientos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos