El Ayuntamiento de Segovia reserva tres millones para pagar sentencias

El concejal de Hacienda, Alfonso Reguera. /Antonio De Torre
El concejal de Hacienda, Alfonso Reguera. / Antonio De Torre

La alcaldesa prevé aplazar a un pleno extraordinario en febrero el debate de los presupuestos

QUIQUE YUSTESegovia

El mes de enero va pasando hojas a su calendario y pocas noticias se conocen de los presupuestos del Ayuntamiento de Segovia para el presente ejercicio. El equipo de gobierno socialista, durante las últimas semanas, ha avanzado el montante total de las cuentas (algo más de 65 millones de euros), algunas de sus inversiones más importantes (las obras en la calle de San Juan), ideas que piensa realizar antes de que concluya la presente legislatura (concluir el edificio de Emprendedores o CIDE del CAT) o la fecha en la que esperan aprobar su propuesta de presupuestos (parece descartado que sean en el pleno programado para el próximo 2 de febrero). Pero del contenido al completo y al detalle de su hoja de ruta para los próximos meses habrá que esperar hasta el próximo martes, apenas diez días antes de la celebración del pleno correspondiente al mes de enero.

El montante total de los presupuestos rondará los 65,5 millones de euros, con alrededor del 10% dedicado a inversiones reales y con una característica que destacó Reguera, que este año se dedicará al pago de sentencias judiciales y otras obligaciones administrativas unos tres millones de euros, casi la mitad que en 2017, cuando fueron más de 5,5 millones de euros los destinados a este fin, pero el doble de lo previsto para 2019, pues este capítulo se llevará menos de dos millones de euros «y el Ayuntamiento habrá recobrado casi por completo su capacidad inversora».

El capítulo de Personal, que aglutina una tercera parte de los fondos, está ya cerrado

Los retrasos se deben a varias circunstancias, y la principal es que el nuevo interventor del Ayuntamiento ha querido revisar con detalle las partidas propuestas en el borrador del presupuesto, y por eso, según ha explicado el concejal de Hacienda, Alfonso Reguera, todavía no ha sido presentada la propuesta del equipo socialista a los grupos de la oposición. «Hemos decidido espera a que el interventor dé el visto bueno al borrador, para no presentarles algo que no esté cerrado, y creo que eso y que el interventor los estudie con detenimiento es positivo para la seguridad jurídica», ha comentado el concejal.

Por este motivo, Clara Luquero avanzó ayer la posibilidad de celebrar un pleno extraordinario, a mediados del próximo mes, dedicado exclusivamente al debate y aprobación de los presupuestos. La alcaldesa, consciente de que necesita el apoyo –ya sea mediante el voto favorable o vía abstención– de al menos un grupo político de la oposición, adelantó esta posible alternativa como respuesta a las criticas vertidas por los demás portavoces de la corporación por el retraso en presentar las cuentas.

Los contactos con C’s, posible aliado para aprobar las cuentas, todavía no han comenzado

La regidora no quiere que la falta de tiempo para estudiar los presupuestos por parte del resto de grupos sirva como excusa para que ninguna formación los apoye. Por eso deja abierta la puerta a una sesión plenaria que convocaría con carácter extraordinario y con los presupuestos como único punto del orden del día que garantice el tiempo suficiente para una negociación fructífera –a priori con Ciudadanos– que lleve a la aprobación de las cuentas. «Lo que no vamos a hacer es llevarlo al pleno sin que haya acuerdo. Hay que esperar a que lo haya», declaró.

Conversaciones

Los contactos con la formación naranja, su posible socio para sacar adelante las cuentas de 2017, todavía no se han producido. Empezarán la próxima semana, una vez que se conozca al detalle el borrador elaborado por el equipo de gobierno que Alfonso Reguera quiere tener listo entonces. «Las cifras están cerradas pero hasta que no esté el documento e Intervención dé el visto bueno no será el momento», explicó Luquero, quien afirmó no haberse sorprendido por las criticas realizadas durante las últimas horas por Ciudadanos, y menos aún por el Partido Popular.

«Por principios, la oposición siempre es crítica con el gobierno. Algunas veces con poco sentido, pero por alguna grieta tiene que entrar la crítica», aseveró la alcaldesa.

Como Reguera, achacó el retraso para presentar los presupuestos municipales a la complejidad del capítulo de personal (el capítulo uno, que quedó cerrado ayer mismo definitivamente), que aglutina una tercera parte de los fondos municipales (22 de los 65 millones previstos para 2018).

«Una vez está cerrado lo ha supervisado Intervención. Han estado viendo si había un cambio de criterio (con motivo del cambio de interventor), pero son cuestiones puramente técnicas», explicó la alcaldesa. Luquero incidió de nuevo en la posibilidad de realizar un pleno extraordinario si fuese necesario: «Si llegamos a un acuerdo relativamente pronto, bien. Si no, si necesitan de algún día más, no habría ningún problema en hacer un pleno extraordinario», declaró, aunque durante los últimos años se ha intentado no celebrar este tipo de sesiones para ahorrar costes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos