La Policía precinta por orden judicial el piso del 'violador del ascensor'

Precinto policial en la vivienda donde residía, de alquiler, Pedro Luis Gallego.
Precinto policial en la vivienda donde residía, de alquiler, Pedro Luis Gallego. / Tanarro

La actuación, tres semanas después de la detención de Pedro Luis Gallego en Segovia, se enmarca en la investigación que lleva el Juzgado número 33 de Madrid

QUIQUE YUSTESegovia

La Policía Judicial de Madrid ha procedido ahora, tres semanas después de su detención, al precintado de la vivienda del barrio de Nueva Segovia en la que residía hasta el pasado junio el ‘violador del ascensor’, Pedro Luis Gallego, acusado de cuatro agresiones sexuales cometidas desde su puesta en libertad en 2013 en las inmediaciones del hospital de La Paz, por lo que ahora era conocido como el ‘violador de la Paz’. En la mañana del pasado miércoles, varios agentes accedieron al inmueble número 16 de la calle Dámaso Alonso para colocar las cintas adhesivas y un cartel en el que se prohíbe el acceso a la vivienda.

Más información

El precintado del piso en el que residía desde hace dos años, en régimen de alquiler, Pedro Luis Gallego es una de las actuaciones realizadas en el marco de la investigación que lleva a cabo el Juzgado número 33 de Madrid, que ha decretado el secreto de sumario. El pasado 17 de junio, Gallego declaró en el Juzgado de Instrucción número 5 de Segovia, donde fue acusado de nueve delitos (dos delitos continuados de violación, dos de detención ilegal, tres de robo con violencia e intimidación y dos de lesiones), decretándose su ingreso en prisión en fianza.

El ‘modus operandi’ era siempre el mismo. Abordaba de noche y por la espalda a las chicas en una zona trasera del hospital madrileño y las amenazaba con un arma de fuego. En dos ocasiones, consiguió amordazar a sus víctimas, vendarles los ojos y maniatarlas con bridas de plástico para introducirlas a la fuerza en su coche. Desde ahí, emprendía rumbo hasta Segovia capital, a una hora de Madrid, donde las violaba en un piso. Luego hacía el camino en sentido inverso y dejaba a las jóvenes en las proximidades del lugar donde las había raptado.

En Segovia tiene familia y una novia, que presenció el arresto en plena calle el pasado 15 de junio. La sorpresa fue mayúscula entre los vecinos del edificio, que cuenta entre sus inquilinos con varios guardias civiles, funcionarios de prisiones, bomberos, y policías locales y nacionales.

Su excarcelación, el 14 de noviembre de 2013, causó una gran alarma social. Los informes de prisión ya advertían de que Pedro Luis Gallego, el ‘violador del ascensor’, autor de los asesinatos de las jóvenes Leticia Lebrato y Marta Obregón y de al menos 18 agresiones sexuales consumadas a mujeres (se le llegan a atribuir hasta 63 solo en Valladolid y Salamanca), reincidiría. Recuperó la libertad después de que el Tribunal de Estrasburgo anulase la doctrina Parot que se le aplicó al violador vallisoletano para prolongar su encarcelamiento hasta 2022. Su condena a 273 años, dos meses y 16 días de prisión finalmente quedó en 20 años, 11 meses y 28 días desde su detención el 14 de noviembre de 1992.

Fotos

Vídeos